ELEMENTARY

Pese a lo que muchos puedan pensar o incluso criticar, no es un remake de la británica Sherlock, es una serie totalmente diferente con un Holmes plenamente distinto. Si bien pueda guardar alguno parecido y semejanza, este Holmes, es más neurótico; y casi incluso rozando la esquizofrenia, siendo aún más caótico e impulsivo.

Es cierto y mucho se ha hablado de la misoginia de Holmes, (algo, que no termina a mi de convencerme,teniendo en cuenta, al maravilloso personaje de Irene Adler) su adicción a las drogas, o de su supuesta homosexualidad, quizás por ello, los guionistas de Elementary dan una vuelta de tuerca a la serie y sus personajes; para empezar, La acción transcurre en la ciudad de Nueva YorK en vez de en Londres. Aquí Holmes es un ex-adicto a la cocaína, y Watson es una mujer (Lucy Liu: Payback) que es por así decirlo, la asistente personal de Holmes o más bien su cuidadora, con la que tiene una peculiar relación, en la que poco a poco, no solo se va ganando su confianza si no también su afecto.


Pese al egocentrismo y la egolatría hedonista de Holmes. Hay que decir que quizás si bien al principio el personaje de Watson, habiendo cogido a Lucy Liu, no me convencia en absoluto, ahora  nos parece maravillosa, sobre todo por su gran expresividad facial.

Todo ello, perfectamente encajado, para mostrarnos un Holmes atípico y nada convencional, que seguramente, habrá defraudado a los puristas y aficionados al personaje y las historias de Doyle, no obstante, quizás encaje más en esencia a todo aquello que le ha rodeado siempre, regalándonos incluso unos momentos de ironía y cinismo, pero siempre con mucho humor, donde podemos ver el lado más humano y vulnerable del personaje.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.