Star Trek: En La Oscuridad

Ahora que falta poco para que se estrene la nueva entrega de la saga, os dejamos nuestra crítica de Star Trek: En la oscuridad.

Tras la estupenda y refrescante primera entrega de la nueva saga de la franquicia de Star Trek, nos llegó la secuela; Star Trek: En La Oscuridad. Donde tras un divertido y pintoresco, por no decir psicodélico comienzo nos trae de vuelta a todos los tripulantes de la Enterprise con nuevas consecuencias, tras salvar a Spock, empezando por la degradación de Kirk.

Poco dura, ya que un tripulante rebelde: John Harrison ha cometido una serie de atentados contra la Flota Estelar, y durante una reunión para detenerle; hace acto de presencia y una bomba estalla, muriendo el mentor de Kirk: Pike.
Haciendo acopio de fuerzas, pide a su superior, Marcus ( grandísimo Peter “Robocop” Weller) que su cargo sea restituido y como mano derecha a Spock de nuevo para ir en su búsqueda y anularlo definitivamente, pero para ello se verá inmerso en territorio klingon, posibilitando el inicio de una guerra si no tiene cuidado. Una vez allí y tras un enfrentamiento con los klingon, aparece de nuevo Harrison que los salva y se rinde. Ya en la Enterprise y de camino a la Tierra de nuevo, empiezan las complejidades con el prisionero, y entabla un cara a cara entre Kirk y Harrison.
Harrison le descubre a Kirk que su nombre real es KHAN!!,  así pues con la ayuda moral de Spock decide rebelarse contra las ordenes de Marcus, y hacerle frente para que sea llevado a un juicio justo en la Tierra.
A raíz de ello, comienza un desafío entre Spock y Khan que los llevará al límite a ambos, no solo para salvar a su amigo y al resto de la tripulación sino también a la Flota Estelar y a la Tierra, ya que Khan pretende destruirlos a todos.
El señor Abrams, supo insuflarle nueva sangre y nueva vida a la saga y ha revitalizado la franquicia de Star Trek sin lugar a dudas, es más supo como mantener tanto la estética y la esencia de los personajes para el reboot sin alterar las bases establecidas de la original para así captar tanto a antiguos fans, como a nuevos seguidores.
Una gran fotografía, un maravillosa banda sonora, una química perfecta entre todos los personajes, un grandísimo villano, giros inesperados (otros no tantos) con constantes sorpresas, y la duración perfectamente justificada.
Cabe decir también que quizás y pese a todo como película sea mejor que la anterior entrega, no obstante también hay una historia más amplia y una mayor profundidad en los personajes y sus relaciones, sin por supuesto, perder el sentido del humor, ya que es algo más madura y oscura, todo un ejercicio de lo que debe ser un reboot, y una gran película de acción, dan hasta ganas de tragarse toda la saga original de golpe.

Deja un comentario