EL ILUSIONISTA 2012 (SYLVAIN CHOMET)

Un Ilusionista, entrado en años realiza su gran espectáculo de magia, pero poco a poco va comprobando que cada vez hay menos público, y se ve forzado a irse a Londres, una vez allí encuentra trabajo en un teatro, pero sin éxito, eclipsado por las nuevas modas emprende un tour por Irlanda, allí se aloja en un modesto hotel, donde conoce a una jovencita huérfana que aún guarda la inocencia y la ilusión por las cosas, asombrada por los pequeños trucos de magia del ilusionista, decide marcharse con el.

Poco a poco, se van encariñando el uno con el otro, y se establece una relación paterno filial, el intenta que Alice (así se llama la joven) pueda tener una vida mejor y que sea feliz, así a medida que va pasando y pasando el tiempo van madurando y el ve como Alice ya no es una jovencita, sino una mujer, a la par que va intentando salir del paso como puede, y seguir realizando sus espectáculos, cada vez con menos público. No obstante pese a las dificultades sigue adelante, y por frustrante que le resulte, conserva en todo momento su ilusión.
Dura, pero entrañable crítica a dos temas diferentes:
– La primera es el mal trato a los artistas (en la película se puede observar en varias ocasiones, como estos personajes, intentan salir adelante pese a todas las dificultades que se les presentan pues se encuentran en un momento en el que cada vez es más  y más difícil conseguir actuaciones y cuando lo consiguen, se ven explotados cobrando de manera escasa por su trabajo)
– La segunda, es el tema de como van cambiando las tendencias, pues tanto el Ilusionista como los personajes que va conociendo se ven eclipsados por las modas, la música rock  y otras tantas cosas…, lo que va haciendo que tanto su espectáculo como el del resto de los personajes queden obsoletos y caigan en el olvido.
imagesmHonestamente…,resulta triste que haya cosas que se pierdan con el paso del tiempo, pero no hay que ser pesimistas, La Magia…,siempre será Magia y siempre habrá quien se asombre (es algo casi imperecedero).Quizás y pese a todo; el final (casi más bien agridulce) sea el punto flaco de esta pequeña joya de la animación que cuenta con una historia realizada por el propio Jacques Tatí ( en quien se basa el personaje).
el ilusionista 02.pngToda una delicia de película que sin duda es una pequeña obra maestra del cine de animación, que nos recuerda que nada es tan mágico como el hacer felices a los demás, esa es la mayor Ilusión, y que no debemos perder ciertas cosas solo por las tendencias, que siempre hay Magia.

Pd. si queréis completar la reseña, id al blog de: Mundosenparalelo.blogspot.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.