Miguel: 15 años en la calle

Selecciones Ilustradas fue una mítica agencia española de historietas que logró por vez primera que los dibujantes ibéricos triunfaran en el gran mercado mundial. Historietas de encargo realizadas a destajo para diferentes editoriales de todo el mundo como la Warren cuyos autores foráneos comenzaron a calificar de “invasión”  a los dibujantes españoles y filipinos que producían mas rápido y cobraban menos.
imagesdrr.jpgDe sobra son conocidas las leyes del libre mercado, pero al menos dentro de la injusticia esto permitió que estos dibujantes talentosos comenzaran a ganar sustanciosas cantidades en comparación con lo que se pagaba en España por esto de hacer tebeos, una generación de oro antecesora de aquellos que décadas mas tarde triunfarían en Marvel. Entre ellos se encontraba  Miguel Fuster.

miguel_fuster_miguel_15_anos_en_la_callea.jpgFuster tuvo una de esas vidas jalonadas por el exceso fruto de la época que le toco vivir, un incendio acabo con su casa y sus problemas con el alcohol le llevaron a un infierno real, ese infierno donde el mayor demonio no es un mafioso que a revelado tu identidad secreta y que es poderosamente real, se llama VIDA
15-años-en-la-calle_03.jpgEl autor consiguió rehacerla pero su dura experiencia en la calle fue narrada en un crudo tebeo  auto biográfico  donde mostró con todo lujo de detalles, sin omitir los mas escabrosos su recorrido por el infierno de la indigencia a lo largo de 15 duros años.
MIGUEL02.jpgMiguel: 15 años en la calle  es uno de los testimonios gráficos mas duros jamas realizados sobre la vida de un individuo con el que el mundo no tiene piedad, ni tan siquiera Miguel tiene piedad consigo mismo en muchos pasajes de la historia. Las descripciones que hace de su enfermedad tal vez sean las mas gráficas, directas y sinceras jamas vistas en un cómic. Dicha enfermedad  golpea su cerebro y su cuerpo con extrema dureza, el autor hace un exorcismo creativo donde esa adicción se muestra como un mal encarnado que le acompaña en una soledad que a su vez lo mantiene acorralado y aislado.
MIGUEL01.jpgPorque el mundo descrito en esta novela gráfica es por desgracia ese que habitamos todos los días, cuya perspectiva e interacción con el mismo es bien distinto en función de quien eres y que puesto ocupas en el mismo. Miguel tiene que evitar todos los días a grupos de niñatos que buscan pasar un rato divertido, tal vez esta vez solo se conformen con insultarle y no le hagan nada, mejor huir al campo para evitar peligros pero ni el campo ni la ciudad quieren a gente sucia y sin hogar. La historia esta narrada con un estilo visual que refleja a la perfección lo descarnada que es la odisea de un alcohólico sin hogar que vaga maldiciendo cada día que pasa y es devorado lentamente por cartones de vino barato que afloran sus demonios personales y a su vez le   ayudan a soportar una existencia maldita.

cuando-cae-la-noche.jpgAlejado de las idealizaciones que buscan un brillo de aventura o espíritu bohemio en situaciones que el autor al igual que la gran mayoría de las personas que se encuentran en la calle no eligieron, estamos ante uno de las respuestas mas duras realizadas en el genero auto-biográfico. Se podría decir que los repetidos y estereotipados tópicos argumentales que se encuentran en esta clase de historias (El primer amor, el primer beso, el primer porro, la conflictiva relación familiar…) son golpeados y derribados de manera violenta y salvaje con la historia de Miguel Fuster que sacude conciencias y esta para recordarnos que en muchas ocasiones vivimos una realidad desapegada de las mayores penurias que busca la emoción y el desgarro en las situaciones mas cotidianas y absurdas.

comic4-big.jpgEn cierta ocasión alguien acusó a Julio Verne de no conocer esos lugares ni adelantos de los que hablaba. Verne replicó  que tampoco Dante estuvo en el infierno. Miguel si puede contar que viene de un lugar al  que  ni Verne ni Dante llegaron en sus peores pesadillas. Miguel no llego  de manera voluntaria pero una vez pasaron esos 15 años decidió mostrar de manera desgarradora toda su experiencia como cruel reflejo de una sociedad que habitualmente no suele tener piedad con los perdedores y desheredados de la misma.
img636.jpgUn tebeo imprescindible hecho con bocados de una realidad asfixiante demostrando que el medio puede ser un evasor de fantasías pero que también puede ser utilizado como  un catalizador de pesadillas donde  el autor comparte con los lectores en catarsis creativa tan bella como aterradora una parte de su vida porque no es un mal sueño o una tormenta de ideas, son 15 años en la calle…

Oskar Kaos

Deja un comentario