La sexualidad en los cómics

Dc Comics contrató a Willian Moulton, psicólogo, feminista y aficionado al bondage con el fin de crear un personaje femenino: El objetivo era atraer a un sector de la población hacia un medio que a día de hoy por desgracia sigue estando asociado al genero masculino, mas en el caso de los superheroes.

Wonder-Woman-in-1942-DC-Comics-Moulton.jpg

Las teorías de Moulton fueron extrapoladas a su personaje Wonder Woman, las primeras historias de la Amazona estaban llenas de escenas eróticas repletas de sumisión y dominación protagonizadas por bellas mujeres. Estos primeros números parecían mas bien, un tebeo erótico disfrazado de superheroes.

william_moulton_marston_fetish_wonder_woman-4.jpg

Desde entonces, las teorías que quieren demostrar el erotismo subyacente dentro del género han sido múltiples. No podemos negar que detrás de estos personajes hay un exhibicionismo muy asociado a sus uniformes y escenas de acción que en ocasiones están impregnadas de dosis rozando el fetichismo que hacen las delicias de los aficionados.

eb10668aba5b38e25f3a236133d074da.jpg

 

Por desgracia este argumento fue utilizado de manera maliciosa por Fredric Wertham en un libro de ingrato recuerdo para los aficionados (La seducción del inocente) El texto publicado en plena Caza de Brujas anti-comunista fue utilizado para convencer a la sociedad de que los cómics incitaban a la violencia o la homosexualidad (no olvidemos que era la América de los años 50)

wertham

El pasaje mas recordado de este libro, es aquel donde un joven confiesa haber tenido fantasías sexuales con Batman. Lo cierto es que los guionistas de la época, conscientes de esa mezcla de fanatismo e ignorancia que suele caracterizar a la censura, si utilizaron algunos tebeos para mostrar escenas que bajo una supuesta inocencia y candidez llegaron a mostrar a Batman y Robin durmiendo juntos, o en diálogos que se prestaban al doble sentido.

batman_dvdreview_splash650.jpg

Batman y Robin anonadados por la ignorancia y la censura

Las épocas y contextos sociales en las que la ciencia desarrolla una idea también son un buen pulsómetro de la estrechez o apertura de mentes. Si las teorías de Wertham señalaban la fantasía erótica como algo pernicioso, todo lo contrario realizó el psicoanalista Bruno Bettelheim en 1976. “Psicoanálisis de los cuentos de hadas” fue un gran éxito en su día. En el hablaba de un contenido sexual encriptado en los cuentos clásicos. Pero a diferencia de Wertham no señalaba esto como algo malo, para este autor el simbolismo de estas historias, sería positivo en la educación de los adolescentes como parte de su desarrollo.

9788408007050.jpgEste libro ha influenciado a muchos autores de genero fantástico: Desde Kubrick que leyó este texto antes del rodaje de “El Resplandor” o Neil Jordan, en su brillante “En compañía de lobos” o la menos conocida “Lemora: Un cuento sobrenatural”. Todas estas ellas están plagadas de referencias simbólicas y de una alta carga sexual, están fuertemente imbuidas por la obra del austríaco. Una de las mayores criticas que suelen recibir teorías como estas es que los autores de las mismas   proyectaron sus obsesiones personales sobra la obras analizadas. El problema es que esto se podría esgrimir también en torno a los autores de las propias obras.

1984-en-compania-de-lobos-the-company-of-wolves-tt0087075Regresando al mundo de los cómics y sin dejar el tema de los cuentos infantiles no podemos olvidarnos de Alan Moore y su Lost Girls. Esta obra que sorprendió incluso a los aficionados al cómic erótico, que ya no esperaban nada nuevo dentro del género, contaba las aventuras fantásticas y sensuales de las protagonistas de varios cuentos clásicos en una historia osada y mágica, dotada de una gran calidad y exquisitamente ilustrada por Melinda Gebbie.

comics-alan-moore-lost-girls.jpg

 

En Italia el éxito de obras como Kriminal o Diabólik propiciaron una era de esplendor dentro del tebeo de bolsillo. La violencia y erotismo de estos antiheroes fue el pistoletazo de salida para que autores como Renzo Barbieri inundaran los kioskos transalpinos con historietas protagonizadas por revisicitaciones en clave erótica y femenina de mitos clásicos: Zora, Jacula, Isabella o Sukia vivían locas aventuras repletas de sadismo y sexo de una manera ya abiertamente explicita. El éxito de estas publicaciones llego a lugares como Francia o España donde estos personajes y sus tebeos están viviendo un proceso de revisionista y reivindicación en la actualidad.

astorina-eva-et-diabolik

La ficción es un medio para soñar y dejarse llevar por toda clase de fantasías, dentro de las mismas la sexual u erótica no debería de estar desdeñada ni asociarse a pensamientos rebuscados, cada aficionado  vive una historia de manera distinta y se queda con elementos que tal vez otros no habían reparado en su existencia.Lo mas importante es el sexo subayacente o inconsciente en un cómic es y será objeto de arduos debates que no conducen a nada,  pero son tremendamete divertidos..y sexys.

 

Oskar Kaos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s