El Exorcista: La Serie

El error habitual y lógico cometido por los aficionados al cine de terror cada vez que se encuentran la enésima adaptación televisiva de un clásico, es precisamente la comparación con el mismo. A priori “El exorcista”, sería una de esas producciones denostadas antes de su visionado. Si logramos librarnos de esos prejuicios preestablecidos vamos a disfrutar de una serie más que correcta y cuyo argumento atrapa progresivamente.

el-exorcista-noticia-735744

Sujeta a los patrones narrativos y estéticos de la actualidad donde los protagonistas deben tener un atractivo físico pronunciado mas la inclusión de subtramas como forma de que el interés por la historia no decrezca, nos encontramos ante la misma historia clásica que narraba desde un punto de vista abiertamente maniqueista: La lucha del bien contra el mal en su concepto mas cristiano: El demonio trata de poseer a la hija de una acaudalada cuya familia es de clase alta. A su vez el párroco de la iglesia (un atractivo Alfonso Herrera) trata de ayudar a esta familia en lo posible acompañado de un Exorcista que se asemeja más a un policía (Ben Daniels) mientras llevan su lucha particular con las altas jerarquías eclesiásticas.

3

El argumento podría parecer tremendamente tópico y previsible ( y lo es) pero a medida que la trama avanza la historia se muestra llena de sorpresas que serán muy agradecidas por los fans de la saga clásica y conecta a su vez con otros terrores mas actuales que han sido mostrados en otro tipo de producciones y que de alguna manera también forman parte del mundo de las leyendas urbanas que nos ha dado la cultura cibernética. La historia se sigue con interés y tal vez su mayor defecto (al igual que el de otro tipo de producciones) es que tarda varios capítulos en alcanzar ese grado.

tw-27093

Por fortuna ese maniqueísmo lógico y consecuente anteriormente citado cuando hablamos de una serie centrada en la figura del mal como algo cristiano no esta exento de una critica social en torno a las jerarquías religiosas y su influencia dentro de la sociedad. Si el filme de William Friedkin optaba por el drama personal como nexo común de la posesión diabólica, la serie no obvia las tragedias personales y las engloba dentro de la vorágine de una ciudad que espera la llegada del Alto Padre como un acontecimiento excepcional.

El-Exorcista-temporada-1-promo-1x07-Father-of-Lies.jpg

Demonios, dramas personales, critica social y todo aquello que podría encontrarse en El Exorcista pero con el lenguaje y estética, algo característico de las producciones de hoy en día, los tiempos han cambiado y también su forma de narrar las cosas pero a pesar de ello es una serie recomendable y entretenida.

Deja un comentario