La piel

Liliana Cavani, fué una de las directoras mas valientes y polémicas del cine europeo de los años 70. Su romance con la estética fetichista del totalitarismo fue utilizado para crear agudas e inteligentes reflexiones sobre el ser humano y sus pulsiones internas. La Piel, a diferencia de otros de sus films, es un relato coral que narra en clave de fuerte deconstrucción el desembarco aliado en Nápoles. Las personas fascinadas por El Soldado Ryan y esos heróicos combatientes de Hollywood que asaltan playas a ritmo de música patriótica pueden recibir una bocanada de incomoda realidad tras su visionado porque los conflictos bélicos muestran lo peor del ser humano pero la conciencia siempre es aliviada por la válvula de escape cinematográfica que nos habla de hechos heróicos en la victoria contra un enemigo que se muestra como un gigantesco muñeco de cartón piedra al que se puede recurrir en dramas históricos o películas de aventuras. El muñeco, es presentado como la bruja del castillo y el que lo combate como una suerte de héroe medieval quinta esencia de las virtudes…nada de esto se observa en el filme basado en las memorias de Malaparte, antiguo miembro del partido de Mussolini que tras su caída   ejerció tareas de guía para el ejercito americano en tierras italianas. De estas experiencias nace el libro que da titulo al filme

la piel

Malaparte, interpretado por un soberbio Marcello Mastroianni, actor italiano como su directora que da una de las visiones más crueles sobre un pueblo que sólo toma partido por los vencedores según reza un dicho de ese país. Un Nápoles que trata de sobrevivir al mejor de los postores y donde la ética no existe. Padres sin escrúpulos y ciudadanos dispuestos a los negocios más viles unido a la arrogancia y superioridad racial de un ejercito de liberadores que se comportan de manera salvaje y colonialista. El relato es áspero y cruel ya que desmonta de manera descarnada una visión de la Segunda Guerra Mundial que hasta nuestras fechas ha sido desafiada en muy pocas ocasiones. El reparto es de autentico lujo (Mastroniani, Claudia Cardinale, Burt Lancaster) y tiene los aires de la clásica superproducción bélica, contando con una banda sonora a cargo del aclamado Lalo Schifrin.

La Pelle

La producción puede ser acusada de excesiva en algunas de sus escenas. Precisamente, el exceso fue una de las señas de su directora. Un lastre o virtud de la época en la que fue rodada y que no debe retraer un análisis más profundo ya que es una historia muy inteligente sobre la amargura de cualquier sociedad en descomposición tras un conflicto de gran envergadura por lo que su análisis debe hacerse en clave global más allá de ataques sesgados, a un país o cultura concreta. Es por eso por lo que no ha perdido vigencia alguna.

M8DLAPE EC006

 

Ocurre en ocasiones que la visión de un hecho es ilegítimo, en base a quien lo expone. La historia oficial está acostumbrada a presentar una visión sesgada de hechos consagrados al maniqueísmo. La II Guerra Mundial, es una de las victimas de este tratamiento de la historia absorbida por el bando vencedor y su maquinaria propagandística y cultural, que ha limitado los espacios donde diferentes ópticas y realidades puedan ser expuestas de manera abierta por temor a desvirtuar la idealización heroica del periodo. Sumado a una corrección política que al igual que el Macartismo, podría acusar injustamente obras  como la citada de ser portavoces de ideas subliminales.

 

 

Oskar Kaos

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.