The Navigator

La “Edad Media” fue un periodo de tinieblas y oscurantismo. Azotada por guerras, enfermedades y un excesivo poder religioso suele ser descrita como uno de los periodos más aciagos de la historia de la humanidad. Pero de la misma, también surgieron leyendas y hazañas imposibles que han llegado hasta nuestros días. Y precisamente ese es el argumento de esta genial película de cine fantástico que obtuvo el premio a la mejor cinta en el festival de Sitges en 1988.

Navigator,

Este modesto, pero mágico filme co-producido por Australia y Nueva Zelanda arranca su historia con un pequeño pueblo medieval devorado por la peste. Allí habita un chico dotado de poderes mentales que a través de sus visiones convence a un grupo de lugareños de que la salvación del pueblo depende de conseguir un mineral con el que construir una Cruz cuya divinidad pueda salvarles de la aniquilación.

una odisea en el tiempo

Esta visión cristiana de la era medieval que, a menudo asociaba lo divino y lo maléfico con todo tipo de circunstancias; es utilizada por su director (Vicent Ward) para narrarnos una maravillosa historia de aventuras y viajes temporales. Los pobladores del mundo de cenizas traspasaran su era para llegar a otro tiempo que tal vez pueda solucionar sus problemas. Destaca especialmente el excelente tratamiento del contraste Blanco y Negro/Color que el autor, utiliza para describir paisajes y épocas. La simplicidad del argumento no impide que toda la historia esté impregnada de una magia e ingenuidad que reflejan las visiones de su joven protagonista. Si El Séptimo Sello, era una obra de pretensiones maduras; Navigator utiliza alguna de las premisas vista en la obra maestra de Bergman , y lo convierte  en una accesible y bonita historia de aventuras, demostrando que no es necesario utilizar costosos medios y espectaculares efectos especiales para narrar una historia sorprendente que en ningún momento muestra carencias de ningún tipo.

thenavi

Navigator es una de las joyas del fantástico europeo realizado en los años 80 y sigue conservando toda la magia con la que fue concebida en su estreno.

Oskar Kaos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.