Chance: La dualidad de la moral

Chance es sin duda un thriller piscológico, en el que observamos algunos reflejos oscuros de la consciencia humana, y lo que ocurre cuando no controlamos nuestros impulsos, y cedemos ante sentimientos como el deseo, la ira, el miedo o la desconfianza, pero también refleja esa parte de la que toda persona reniega, ese lado oscuro que poco a poco a veces nos consume, o en otras ocasiones conseguimos mantener a raya y tomar el control.

Chance, nos presenta  a Hugh Laurie, en el papel de Eldon Chance un psicólogo consultor, a quienes otros especialistas recurren para contrastar diagnósticos y sugerir posibles tratamientos. Su vida da un vuelco tras conocerla, Chance no es de los que se implican con los pacientes , pero todo cambia con la llegada a su consulta de una paciente con una aparente doble personalidad, Jaclyn Blackstone (Gretchen Mol: Nivel 13). Jaclyn, le fascina, pero también mueve algo dentro de el.

The Unflinching Spark

Resulta un thriller muy inquietante y perturbador, puede no dar esa impresión al principio, pero ya hacia el final del primer episodio, vemos lo realmente inquietante que puede ser. La moralidad y la ética son valores que, aquí se presentan y tornan con cierta ambigüedad. Laurie retoma su papel de médico (aunque uno muy diferente de aquel Dr. House, al que estábamos acostumbrados) con un tono más serio y sombrío, cuyos valores se ven puestos en entredicho, sobre todo por lo que parece su implicación personal con la paciente, que le acabará envolviendo en una tortuosa espiral.

Chanceconcdeculturacover

En ocasiones resulta muy dificil, diferenciar lo correcto de lo que no lo es, y este es un tema que está muy presente aquí, y se presenta en diferentes personajes, como D (Ethan Suplee: Mallrats) quién de alguna forma realmente extraña conecta con el buen doctor. D trabaja en una tienda de antiguedades, para Carl (Clarke Peters: The Wire), a la que acude Eldon quien quiere vender unos muebles para ganar algo de dinero extra y así poder cuidar de su hija Nicole. Cuando descubre que Jaclyn se encuentra hospitalizada y sospecha que ha sido cosa de su marido, Raymond (Paul Adelstein: Scandal) acaba pidiendo ayuda a D (aunque de manera involuntaria o más bien sugestionada).

chanceethansupleeconcdecultura

Las sospechas (infundadas o no) van haciendo mella en Chance, y eso le lleva a una vorágine de inquietud, que le acaba por volver algo paranoico. Esto puede sonar bastante paradójico, pero lo cierto, es que, se está haciendo consciente de un estado mental propio muy oscuro e inestable al que intenta no ceder.

Podéis ver la serie todos los jueves en Calle 13 a las 22:00

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.