Knightfall, el resurgir de los Templarios

Por cortesía de HBO España, asistimos al preestreno de Knightfall la nueva serie protagonizda por Tom Cullen (Downton Abbey) y es brutal. Brutal en todos los sentidos, desde las épicas batallas que, ojo, no tienen ningún desperdicio y tampoco tienen  reparo alguno en mostrar al espectador el horror de las mismas o las escenas más cruentas y sanguinolentas.

Knightfall, siguiendo la estela de Vikings, es sin lugar a dudas una de las grandes apuestas de HBO España que se torna seductora, recuperando las intrigas palaciegas, las búsquedas tanto personales de los personajes como la heroicidad de los mismos y, a su vez, la redención, las críticas al racismo y la opresión.

Su protagonista, Landry, (Tom Cullen) pertenece a la Orden del Temple. Los custodios del Santo Grial y que combaten con una fe ciega por su causa y la de Dios. Sin embargo, los caminos del Señor son inescrutables y tras una lucha por el territorio de Acre, se verán obligados a abandonar su hogar para salvaguardar el cáliz para darlo por perdido poco después.

15 años después, hallándose en París, una serie de acontecimientos harán que resurjan la Orden del Temple, retomando tanto sus orígenes como su juramento de proteger a aquellos que lo necesiten y recuperar el cáliz de cristo.

La grandiosidad de la serie se hace evidente en una más que cuidada producción donde también se rescata la épica y las aventuras clásicas entremezclándose con el drama. Porque, no nos engañemos, es una serie dramática aderezada eso sí, con algunos golpes de humor. No en vano, uno de sus creadores, Dominic Minghella fue guionista de la última adaptación televisiva para la BBC de Robin Hood en la que también ejercía de productor.

La fotografía y la puesta en escena son impecables, sumergiendo al espectador en toda su inmensidad. Unos personajes tan aguerridos como humanizados, un villano carismático y tan manipulador que nada tiene que envidiar al mismísimo Meñique.

Creada por Don Hanfield (El Fundador) y Richard Rayner (Colgados en los Ángeles), la serie está llena de elementos que introducirán al público en el fragor de los combates, las causas perdidas, la pérdida del amor, la fe, los devaneos amorosos e incluso, el incesto y los diversos lances en los que se verán envueltos los protagonistas. Una serie realmente refrescante y sugerente en tiempos llenos de superhéroes donde todos los protagonistas tienen poderes.

Al igual que la ya mencionada Vikings , la serie es una producción original para el canal HISTORY,  que ya se ha convertido en sinónimo de calidad.  A Cullen le acompañan en el reparto, Julian Ovenden (Downton Abbey). Sabrina Bartlett (DaVinci’s Demons) es la princesa Isabel, hija de los reyes Juana y Felipe, a la que los ingleses bautizaron como La loba de Francia. Además, Bobby Schofield (Black Sea) interpreta a Parsifal; un joven granjero que aspira a convertirse en Templario y Sarah-Sofie Boussnina (The Bridge)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s