Movistar+ estrenó el pasado día 12 ‘La Peste’  donde su protagonista, Mateo Nuñez, regresa a Sevilla para honrar su palabra, y rescatar al hijo de un amigo fallecido. Mateo que en su día huyó de la ciudad porque la Inquisición lo condenó a muerte por imprimir libros prohibidos.  Antes de salir de la ciudad, Mateo es arrestado por los alguaciles del Gran Inquisidor, quien promete perdonarle  la vida a cambio de resolver una serie de asesinatos con tintes diabólicos. 

Seis episodios han bastado para que la ficción, creada por Alberto Rodríguez (La Isla Mínima) ha supuesto un éxito arrollador, tanto que ya ha renovado por una segunda temporada.  Pero, no es ningún secreto que Movistar+ apuesta siempre por ficciones nacionales de alta calidad, algo que ya demostró con la serie de ‘La Zona’.

Lapeste

Esta, se muestra como una serie con un acertado rigor histórico para narrar una historia que entremezcla el drama con el thriller, llevando al protagonista a descubrir una conspiración llena de engaños y traiciones. Pero también está cargada de drama, el componente dramático de una sociedad afectada por la terrible enfermedad que supuso una de las mayores tasas de mortalidad en la época.

Ciertamente, ‘La Peste’ deja con ganas de más. Sin embargo, a lo largo de estos seis episodios que nos embarcan en una travesía por la segunda mitad del Siglo XVI, el último capítulo se torna en un sinsentido. Quizás, debido a que querían cerrar todas las tramas y darles a los personajes un final que no fuese el que los espectadores esperasen pero quizás, uno de los factores clave sea que el climax y la resolución de la serie se alarga demasiado.

Por otro lado, la ficción es el perfecto vehículo para hacer una dura crítica al tema de la corrupción, la cosificación de la mujer o el machismo. El tema de la peste es una mera excusa para reflejar la miseria humana.  Y es que, las personas que no gozaban de cierta condición social, eran tratados precisamente como apestados. Eso es lo que llevó al personaje de Paco león, Luis de Zuñiga a obrar como lo hizo.  O, La Inquisición que tildaba de herejes a los médicos por sus prácticas para sanar enfermedades, condenándolos a morir en la hoguera.

Sin embargo, a diferencia de otras series, aquí se muestra el lado más humano de todos y cada uno de los personajes. El espectador se sumerge en una historia donde los protagonistas se ven obligados, o, cuanto menos condicionados a tomar decisiones o a realizar actos, que de otra manera les serían impropios. Unos personajes cuya motivación es sobrevivir y que hacen lo que creen que es correcto.

 

 

 

 

Escrito por Data Friki

cinéfilo empedernido,serieadicto, enganchado a los cómics, los libros de Scifi y fantasía, fan de la música de los 80, y Friki por naturaleza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s