Hotel Transylvania 3, monstruosamente divertida

Hotel Transylvania 3, el filme que estrena Sony Pictures el 13 de julio, es monstruósamente divertida. Tras el éxito de la primera entrega y una secuela que se quedó a medio gas, la saga se recupera por completo en esta nueva aventura protagonizada por Drácula, Mavis, Jonathan y el resto de la familia más monstruosa.

Hotel Transylvania 3, summer vacation es como montar en un tremendo parque de atracciones, no te aburres nunca y constantemente lleno de diversión. Incluso, cuando te sumerges por completo en la historia, llega un punto en el que olvidas por completo de que es una cinta animada para dejar paso a unos personajes que derrochan tanto carisma como emociones.

Sin duda alguna, el cine de animación ha evolucionado mucho en las últimas décadas, y si alguien sabe de animación, ese es precisamente, Gendy Tartakovsky. Y es que, curtido en la factoría de Cartoon Network, Tartakovsky, es es el genio detrás de series como ‘Samurai Jack‘ y de algunos de los más hilarantes episodios de ‘Las supernenas‘ e incluso de realizar un cómic sobre Luke Cage para Marvel, además de ser responsable de dirigir todas las entregas de Hotel Transylvania.

Si en la primera entrega la historia se centraba en Mavis y Jonathan y en la secuela sobre la familia, en Hotel Transylvania 3, summer vacation, el protagonista absoluto es Drácula. Y es que, la pérdida ha hecho mella en él. Por lo que Mavis le prepara una sorpresa vacacional en familia. No obstante, las vacaciones le deparan varias sorpresas antes de volver a ser felíz.

Con momentos realmente memorables a lo largo de la cinta en los que todo tiene cabida, desde el slapstick a instantes realmente emotivos, números músicales, y claro está, un villano, porque toda cinta de monstruos que se precie, necesita un villano ¿ O no? Y como todo hay que decirlo, también hay tiempo para el amor, el amor verdadero, algo que siempre ha estado presente en las entregas anteriores.

Repleta de escenas desternillantes como las de los cachorros de Wayne y su esposa, el viaje en avión con esa esa mezcla entre los gremlins malvados y los langoliers que atienden a los pasajeros o el duelo de DJ’ s ,  son sin duda alguna de lo mejor que nos ofrece la nueva entrega de Hotel Transylvania. Aunque si de algo se puede jactar la saga, es de romper barreras y prejuicios y eso, siempre ha quedado reflejado en cada una de las cintas, el ser diferente, la soledad o sencillamente, encajar en el entorno.

En conclusión, esta nueva aventura de Drácula con su familia y amigos, es una apuesta segura para el verano que recomendamos para disfrutar de un rato estupendo lleno de diversión a raudales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.