[Crítica] Venom

Llega a las salas de cine Venom, una de las películas, podría decirse, que un tanto esperadas por parte de Sony. Y digo esto así, porque tras haber visto la primera incursión de Spider-Man en el Universo Cinematográfico de Marvel, que Sony quisiera hacer su propio Spiderverso sin Peter daba mucho miedo. Pero ya ha dado el primer paso, ofreciendo una película de uno de los personajes más famosos del lanzatelarañas. ¿Cumplirá Venom las expectivas?

Uno de los personajes más complejos y populares de Marvel asume el protagonismo cuando Eddie Brock (Tom Hardy) se convierte en el anfitrión del simbionte alienígena conocido como Venom. Como periodista, Eddie lleva tiempo intentando desenmascarar al creador de la Fundación Vida, el famoso genio científico Carlton Drake (Riz Ahmed), una obsesión que ha arruinado su carrera y su relación con su novia, Anne (Michelle Williams).
 

Al investigar uno de los experimentos de Drake, el ente alienígena Venom se fusiona con el cuerpo de Eddie, y el reportero adquiere de pronto nuevos e increíbles superpoderes, así como la oportunidad de hacer prácticamente lo que se le antoje. Retorcido, oscuro, impredecible e impulsado por la cólera, Venom obliga a Eddie a luchar por controlar unas habilidades sumamente peligrosas que, al mismo tiempo, también resultan embriagadoras y le hacen sentir poderoso. Dado que Eddie y Venom se necesitan mutuamente para conseguir lo que quieren, se van entremezclando cada vez más… ¿Dónde acaba Eddie y empieza Venom?

La película dirigida por Ruben Fleischer (Zombieland, Superstore) pretende explicar los orígenes de uno de los personajes más complejos del universo Marvel y concretamente de Spider-man. Al comienzo de la cinta, se conocen a los personajes que tendrán el peso de la historia, a la vez que se deja ver en acción a los simbiontes. Hasta aquí todo parace ir bien, pero todo empieza a torcerse cuando las intenciones de la película comienzan a desvelarse.

De Venom, los fans que le conocen de los comics, esperarán una película de acción donde se desate el caos. Pero no, es todo lo contrario, porque recordemos que Spider-Man no está en este universo o al menos no se comparte aún. Así pues, Eddie Brock se convierte en el antihéroe de este nuevo universo de Sony. Eddie tendrá que aprender a vivir con el simbionte en su interior, sin saber que le ocurre. Debatiéndose entre el bien o el mal, o mejor dicho, entre Eddie y Venom.

Al no ser nada fácil, tendrá que buscar ayuda mientras intenta no ser capturado por la Fundación Vida. Pero no serán sus únicos obstáculos en el camino. La sociedad corre un grave peligro con Venom destado por la ciudad, provocando un combate contra las fuerzas policiales y de defensa, y otro en el interior de Eddie por querer deshacerse del simbionte lo antes posible. Anne, su exnovia, será quien le pueda ayudar al conocerle mejor, pero no sabe al peligro que se expone y que Eddie no quiere que sufra. Mientras tanto, los planes de la Fundación Vida siguen su rumbo, de forma que no les importa lo que ocurra más allá de tener éxito.

Venom peca de ser una película de acción con tintes de comedia y a veces incluso de terror. Nunca se sabe en qué momento de la película se encuentran los espectadores, porque no tiene un rumbo fijo. Tiene demasiadas intenciones pero que no llegan a cumplirse, dejando un montón de frentes abiertos. Bien es cierto que la película tiene sus escenas y diálogos divertidos, otros donde el drama es el que impera, e incluso meten con calzador una relación amorosa que se queda en aguas de borrajas.

Y es una lástima ver este decepcionante resultado, cuando las expectativas con el elenco y por parte del director eran muy elevadas. Para que finalmente, los fans no reciban lo que merecen desde hace tiempo, o para que Sony le de los derechos completamente a Marvel. Yo creo que encajarían mejor todos los personajes en el UCM, pero eso ya es cuestión de gustos.

No obstante, es que esta película no se salva por ningún lado. Es como estar viendo una cinta de serie B con presupuesto alto, ya que en ningún apartado gráfico consigue destacar. Quizás como mucho en las recreaciones de los simbiontes en su forma, pero lo que viene siendo la fotografía y otros elementos visuales se quedan muy cortos. De la música mejor ni hablar, que aunque cuenta hasta con tema producido por Eminem, y que no es nada malo, tampoco se consigue salvar en este aspecto.

Con lo cual, por muy buen elenco que tenga, la película se va desinflando a medida que transcurre y no sabe a donde ir. A cada minuto que pasa a partir de la segunda mitad es todo un caos y parece todo muy desorganizado. Solamente se puede apreciar a un Tom Hardy pasándoselo bien en una película más. Yo no recomendaría verla, sobre todo si se conoce al personaje por los comics o se sabe algo previamente. De lo contrario, es posible que los que sepan de Venom por esta película, pudiera ser que les caiga maja esta cinta. Eso sí, quedaros hasta el final de todos los créditos que hay dos escenas que merecen la pena.

Author: The Serial Master

2 thoughts on “[Crítica] Venom

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.