Chevy Chase es ‘Fletch’, El Camaleón

Dirigida por Michael Ritchie, responsable de entre otros títulos como ‘El chico de oro‘ realizaba en 1985 el filme de ‘Fletch, El Camaleón’ cuyo protagonista, Chevy Chase, esaba en el punto álgido de su carrera tras haber protagonizado ‘Espías cono nosotros‘ o ‘Las vacaciones de una chiflada familia americana‘.

‘Fletch’ se convirtió casi por derecho propio en una película mítica de los 80 gracias al talento cómico de Chevy Chase quien ya había trabajaría nuevamente con Ritchie en  la secuela y en otro filme, ‘Ese poli es un panoli‘.

Chase pone a disposición del director y del público todos sus trucos cómicos, convertido aquí en un amo del disfraz -cual Mortadelo- interpretando a  Irwing Fletcher, un periodista que investiga el tráfico de drogas en una playa.  Al poco de investigar, un multimillonario playboy toma a Fletch por un yonki y se le acerca ofreciéndole una importante suma de dinero a cambio de una proposición: Matarle. Así pues, decide investigar sobre el multimillonario que ha decidido contratar sus servicios.

Poco a poco, fletch va atando cabos y su investigación le lleva hasta un jefe de la policía y sus equipos, que están involucrados en el tráfico de drogas de la playa, a su vez se enamora de la mujer del playboy, quien resulta que ya estaba casado y nunca pidió el divorcio. Fletch lo descubre y decide tomar cartas en el asunto haciendo gala de sus mejores cualidades y disfraces.

Si algo hay que reconecerle al filme de Ritchie es que en su momento fue un hito que supo mezclar en las dosis adecuadas la comedia y la acción que, junto a su protagonista, rebosante de carisma y gamberrismo, supo granjearse el favor del público. Pero claro, Chevy Chase ya era por entonces un gran cómico que venía del legendario ‘Saturday Night Live‘ que sabía como conectar con los espectadores. Ésta es sin lugar a dudas, una de esas cintas que todo el mundo debería ver al menos una vez en la vida.

Tal vez  sea de las menos recordadas de la primera mitad de los 80. Sin embargo, es un clásico a reivindicar. Llenos de cameos como el de Kareem Abdul Jabbar, Geena Davis o James Avery – el siempre recordado Tio Phil en ‘El Príncipe de Bel Air. Por otro lado, la potentísima banda sonora es obra de Harold Faltelmeyer, responsable soundtracks como la de Superdetective en Hollywood.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.