Mamma Mía: una y otra vez aterriza en Madrid con versión sing along.

El estreno de Mamma Mia: una y otra vez consiguió reunir, bajo el mismo techo, diferentes generaciones que acudían al cine entre ilusionados y temerosas por destrozar la imagen de la original. ¿El resultado? Un rotundo éxito en taquilla. La secuela de ‘Mamma Mia’ se estrenó en 41 mercados y cosechó 76,7 millones en todo el mundo.

Casi cuatro meses más tarde de su estreno, Mamma Mia 2 vuelve a los cines Proyecciones de Madrid de la mejor forma que sabe: con una celebración. El motivo era celebrar la publicación en DVD de la cinta que incluía la versión sing along.

Hace unos meses acudí al Centro Cultural Conde Duque a estrenarme en mi primer sing along. La película elegida, y ahora sé que fue la mejor opción, fue Rocky Horror Picture Show. Tras esta experiencia he de reconocer que iba con ciertas expectativas al de Mamma Mia. ¿Cuántos actores habría? ¿Nos harían interactuar con elementos? ¿Sería una auténtica fiesta?

Al llegar nos recibió un photocall con música, atrezzo y los actores que animaban el ambiente. Aunque ninguno de ellos nos explicó cómo se podía participar, la gente estaba deseando ver la película y cantaba las canciones de ABBA sin mucho esfuerzo. Todo fuera por Mamma Mia. Una vez entramos en la sala, dos actrices, las protagonistas del sing along, dieron las pinceladas necesarias para entender cómo se desarrollaría la película y enseñaron al público unos cuantos bailes para acompañar algunas escenas musicales.

Una vez se apagaron las luces, empezó a sonar I kiss the theacher y la gente se zambulló en la película como si estuvieran en el salón de su casa. Porque si algo vale en un sing along, es todo: bailar, reír, cantar, aplaudir… esto no es una película sino una FIESTA.

En general las canciones donde el elenco de actores salió a cantar y bailar fueron amenas: la gente disfrutó poder saltarse las estrictas normas del cine. Lo que si eché en falta fue que repartieran, como en Rocky Horror Picture Show, elementos para que el público interactuara. La verdad es que aunque no eran grandes cosas, ese detalle hizo que la gente fuera más partícipe de la experiencia y fue una pena que aquí no se replicara.

Respecto a la película, me encantó volver a verla y disfrutar de las canciones. El único error que destacaría es que había escenas donde los fondos vibraban con las altas luces y eso hacía que bien te desconcentrarse e incluso daba cierta sensación de mareo hasta que te acostumbrabas.

También fue bastante divertida la aparición estelar de Cher. Consiguió arrancar a toda la sala aplausos y vítores haciendo destacar que no necesitas tener muchas escenas para ser la reina de la fiesta.

En resumen, el sing along de Mamma Mia fue una divertida experiencia y un plan recomendable para todo fan de la cinta. Además fue muy divertido ver la pluralidad del público y como todos lo pasaban en grande, sin importar la edad o cuando habían visto la primera entrega.

Author: MiryamArtigas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.