Astérix y Obélix vuelven al cine. Repasamos todas sus pelis animadas.

Astérix y Obélix están de celebración. En octubre de 2019, la pareja de galos más famosa del mundo del cómic cumplirá 60 años de aventuras. Pero de momento ya han empezado el año a lo grande, puesto que el pasado día 11 de enero se estrenó su nueva película animada: “Astérix y el secreto de la poción mágica”.

A continuación vamos a realizar un repaso por todas las adaptaciones animadas de los personajes, que han estado presentes a lo largo del último medio siglo.

ASTÉRIX EL GALO (1967)

AS1

Tras diez exitosos álbumes de nuestros héroes, la editorial encargada de publicarlos, Dargaud, decidió llevar a cabo la incursión del dúo en el cine. Inicialmente concebida como una película para televisión, el proyecto acabó siendo mucho más ambicioso y el estreno se produjo en salas de cine.

La película se encarga de adaptar de manera más o menos fidedigna la primera historia de todas, con la que comparte título. En ella, los romanos descubren la existencia de la poción mágica y tratan por todos los medios de hacerse con ella, bien introduciendo un infiltrado en la aldea o secuestrando a Panorámix el druida, todo ello sin mucho éxito.

A pesar de su animación un poco simple y tosca, la película fue un éxito, y apenas un año más tarde Dargaud dio luz verde para otra más.

ASTÉRIX Y CLEOPATRA (1968)

AS2

La idea en Dargaud era realizar una adaptación del segundo álbum, “Astérix y la hoz de oro”, pero el proyecto fue detenido en su fase de producción a petición de René Goscinny y Albert Uderzo, los creadores de los personajes. La pareja de historietistas estaba notablemente descontenta con el resultado del primer largometraje, que se había hecho a sus espaldas, y decidieron participar activamente a partir de entonces, asumiendo tareas de dirección, producción y supervisión del guión.

El resultado fue “Astérix y Cleopatra”, que adapta el sexto álbum, de mismo nombre. En ella los dos galos acompañan a Panorámix hasta el Egipto faraónico para ayudar a Numerobis, arquitecto principal de la reina Cleopatra, para que ésta gane una apuesta contra el mismísimo César.

La película cuenta con una factura técnica muy superior a su predecesora, incorporándose además varios números musicales y pequeñas pinceladas de surrealismo, ausentes en la anterior.

ASTÉRIX Y LAS 12 PRUEBAS (1976)

AS3

Pasaron ocho años antes de que Astérix y Obélix volvieran a vivir otra aventura animada. Para entonces, Goscinny y Uderzo ya contaban con total libertad en el proceso creativo, e incluso habían fundado dos años atrás su propio estudio de animación con ese objetivo: Studios Idéfix.

“Astérix y las 12 pruebas” destaca por dos elementos principales. El primero, que se trata de una historia completamente nueva y original. Goscinny y Uderzo prescindieron de las adaptaciones y elaboraron una trama inédita, en la cual los héroes galos deben mostrar la valía de su pueblo y superar 12 pruebas prácticamente imposibles dictadas por César emulando los legendarios 12 trabajos de Hércules.

La segunda es que es el único film de la pareja animado totalmente mediante xerografía, una técnica que se basa en fotocopiar los dibujos sobre acetato.

El resultado es una película que a día de hoy podríamos denominar de culto. Aunque en su estreno recibió críticas de toda clase, es considerada como una de las mejores protagonizadas por los personajes. Llena de humor absurdo y surrealismo, contiene algunas escenas muy recordadas como la visita a la “Isla del Placer”, el reto culinario al que el chef Mannekenpix somete a Obélix, el enfrentamiento con Iris el hipnotista (“¡Por Osiris y por Apis!”) o la que quizá sea la más famosa de todas; y es que la visita de los galos a “La casa que enloquece” en busca del fomulario A-38, es posiblemente la crítica más acertada a la burocracia y todo lo que la rodea que se haya hecho jamás.

ASTÉRIX Y LA SORPRESA DEL CÉSAR (1985)

AS4

Nueve años más tarde, tras el fallecimiento de Goscinny, la liquidación de Studios Idéfix y el alejamiento de Uderzo del mundo de la animación, Dargaud decidió volver a ser conservador y adaptar nuevamente alguna de las historias publicadas en papel.

“Astérix y la sorpresa del César”, que no cuenta con un álbum homónimo, resultó de la combinación de dos historietas: “Astérix gladiador” y “Astérix legionario”. En ella, nuestros héroes deben alistarse en la legión romana para tratar de rescatar a una pareja de enamorados que han sido raptados por el ejército del César, Falbalá y Tragicomix.

La ausencia de supervisión por parte de Uderzo hace que ésta y la siguiente película cuenten con bastantes alteraciones respecto a lo narrado en los cómics originales. Por otra parte, el elemento nuevo más destacable de la cinta es el tema “Astérix est là”, compuesto y cantado por Plastic Bertrand, el cantante belga autor del mítico tema “Ça plane pour moi”.

ASTÉRIX EN BRETAÑA (1986)

AS5

Apenas un año después, y habiendo comprobado que la fórmula de ceñirse a las aventuras ya publicadas funcionaba, Dargaud repitió la jugada adaptando el que fuera el octavo álbum. La película nos narra las peripecias de Astérix y Obélix en una Bretaña asediada por los romanos a la que acuden cargados con un barril de poción mágica.

El mantenimiento de prácticamente el mismo equipo creativo, con la excepción del director, hacen que esta película siga exactamente la tónica la de anterior. Si bien hay que destacar que es el último film en el que se involucra Dargaud, suponiendo en cierto modo el fin de una era.

EL GOLPE DE MENHIR (1989)

AS6

La encargada de recoger el testigo de Dargaud fue Gaumont, que ya había colaborado en las dos anteriores películas. En compañía de otra productora, Extrafilm, repitieron la fórmula que había funcionado cuatro años antes y decidieron mezclar dos álbumes en uno.

Los elegidos fueron “El combate de los jefes”, el cual aporta el elemento de un Panoprámix amnésico por un golpe de menhir propinado por Obélix, y “El adivino”, con la llegada de un supuesto adivino charlatán al poblado galo.

En esta película nos encontramos con la mejor animación realizada hasta ese momento.

ASTÉRIX EN AMÉRICA (1994)

AS7

Ya en plena década de los 90, Extrafilm quedó como única productora de las películas de Astérix, ya que Gaumont había contado con múltiples problemas internos durante la realización de la anterior. El resultado fue que por primera y única vez, un film de los galos fue realizado íntegramente fuera de Francia, llevándose a cabo toda la producción en Alemania.

La película cuenta con una impecable factura técnica, igualando la animación de su predecesora. No obstante, es posiblemente la menos fiel hasta la fecha. Su argumento se basa en el del vigesimosegundo álbum, “La gran travesía”, en el que Astérix y Obélix van a parar al continente americano y viven varias aventuras junto a los nativos. Pero, como ya hemos apuntado, es una adaptación demasiado libre que no contentó a los aficionados más puristas del dúo.

ASTÉRIX Y LOS VIKINGOS (2006)

AS8

Puede llamar la atención que no se realizara ninguna película de animación en doce años, pero conviene recordar que en 1999 y 2002 pudimos ver en nuestras pantallas sendas adaptaciones con actores de carne y hueso de las que hablaremos en otra ocasión, que además consiguieron tanto éxito de taquilla como críticas por su poca fidelidad a las viñetas.

Sea como sea, inmersa en una época en la que la práctica totalidad de animación ya era realizada por ordenador (como en el caso de exitosas películas como Madagascar o Cars), vio la luz “Astérix y los vikingos”, una coproducción francesa-danesa que resultó un nuevo caso de adaptación bastante libre.

La historia gira en torno al sobrino de Abraracurcix, el líder de la aldea gala, de carácter pacífico y un tanto bohemio, que es raptado por los vikingos, entuerto del que obviamente tendrán que sacarle nuestros queridos héroes.

La película es cuanto menos entretenida y la animación es espectacular, destacando su luminosidad. Sin duda un cierre más que digno para la andadura de los galos en las dos dimensiones.

ASTÉRIX: LA RESIDENCIA DE LOS DIOSES (2014)

AS9

Y es que finalmente, hace menos de un lustro, Astérix y Obélix dieron el salto a la animación 3D. Un cambio del que salieron airosos, porque aunque es cierto que únicamente adapta totalmente la mitad del álbum del mismo nombre, no es menos cierto que la esencia de todos los personajes está presente y las nuevas aportaciones no desentonan para nada.

La trama se centra en este caso en uno de los planes más malignos jamás diseñados por el César para tratar de acabar con la aldea gala: construir cerca de ella una urbanización con todos los lujos que ofrece la vida romana para tratar de tentarles.

Si a la excelente crítica al consumismo y la apariencia le sumamos una animación no demasiado ambiciosa pero sí cumplidora, un ritmo sin pausa y un buen surtido de momentos divertidos, tenemos una cinta recomendable.

Como también esperamos que sea la nueva cinta, que ya podemos disfrutar en nuestro cine más cercano. Bien sea por recordar viejos tiempos o comprobar si la tónica de “La residencia de los dioses” sigue presente, creo que merece la pena darle una oportunidad a “Astérix y el secreto de la poción mágica”. Yo no me la voy a perder.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
Se edita la banda sonora de “How To Train Your Dragon: The Hidden World” de John Powell

Se edita la banda sonora de "How To Train Your Dragon: The Hidden World" de...

Cerrar