“Vis a Vis” se despide con un final de la serie muy ardiente

Vis a Vis ha sido un éxito rotundo en FOX y ha mantenido las expectativas de la serie a lo largo de estas dos últimas temporadas. De hecho, Vis a Vis ha sido lunes tras lunes la favorita de la audiencia de los canales de entretenimiento del pago durante la emisión de la tercera y la cuarta temporadas estrenadas, respectivamente, en abril y en diciembre de 2018.

“La Marea Amarilla” así se titula este último capítulo, un claro guiño a los cientos de seguidores que se autodenominaron de esta forma para reclamar su vuelta. El capítulo 8 de la cuarta temporada pone el broche final de la serie. Todas sus historias llegan a su fin. Pero, ¿creéis que la serie termina según lo esperado?

Muchos esperaban la muerte de una de las dos protagonistas: Macarena o Zulema, una pelea entre ellas o incluso algunos hablaban de otra fuga más. Pero nada de eso, este capítulo comienza en plenas consecuencias del motín organizado por las reclusas de Cruz del Norte para impedir que Sole sea trasladada a otro centro. Son las presas las que se alían entre ellas, algo que no se suele ver en la serie y se hacen con toda la cárcel.

En medio de todo este caos, sucede el reencuentro que muchos deseaban: Rizos y Maca. Hablan, se acarician, se abrazan hasta el momento en el que Saray interrumpe. La escena más dulce que hemos podido ver en la temporada.

En este capítulo, puedes pasar del llanto a la risa en un cambio de escena. Vemos como Goya se hace con las joyas de la directora de la prisión y le hace ver cómo se sienten las presas y en un segundo después, podemos ver guerra, chillidos y muertes.

Es cierto que la muerte de Sandoval era la que todo el mundo esperaba después del capítulo anterior. Pero nadie esperaba la muerte de su compañero Hierro, alguien al que según Zulema “No le tocaba morir”. Sin duda, la muerte más emocionante fue la de nuestra queridísima Sole. Arropada por todas sus compañeras, Saray termina ahogando a Sole para que pueda morir tranquila, mientras la gitana le cantaba una nana. Una escena en la que es probable que a muchos de los espectadores se le callese alguna lágrima.

Después todas las presas crean una hoguera gigante, en la que queman el cuerpo. Cuando los policías consiguen entrar en la prisión, las presas se encuentran sentadas, en silencio, doloridas por la muerte de Sole y estos, no pueden hacer nada.

Quizá, una de las partes más gustosas del capítulo fue el final. Donde se ve a Tere, tumbada en una cama junto a su Piti.

La serie decidió contar en el final cómo eran las vidas de las reclusas 12 años después:

  • Tere, enamorada con Piti pero aún visita la cárcel como educadora social para ayudar a Rizos
  • Rizos, encarcelada porque le da más miedo la libertad que estar en la cárcel
  • Saray, feliz junto a su novia (pequeño cameo de Mala Rodiguez) y ejerciendo de madre
  • Goya, trabajando en una nave
  • Palacios, ejerciendo de director en Cruz del Norte
  • Zulema y Maca, juntas protagonizando robos

Este final nos ha dejado con ganas de más a todos los espectadores, una pena que ya no sea posible. Nos despedimos de Vis a Vis porque Cruz del Norte cierra sus puertas para siempre. Un placer, marea amarilla por estos bonitos años!

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
‘Umbrella Academy’, héroes disfuncionales

Gerard Way y Gabriel Bá crearon en 2007 un cómic diferente que casi cruzaba la...

Cerrar