Feliz día de tu muerte 2, una secuela muy loca y divertida

Tras el éxito de Feliz día de tu muerte, Blumhouse vio el potencial de esta franquicia y decidiño hacer una secuela que por fin podremos disfrutar en nuestros cines. Happy Death Day 2U parecía una secuela un poco maldita por el hecho de repetir el mismo argumento, pero todo lo contrario, porque ha demostrado estar a la altura de su predecesora contando con muchos más elementos que la hacen única.

En esta ocasión tras un tiempo de los hechos ocurridos en la primera parte, donde Tree lleva una vida normal y tranquila. Pero eso se le acabará pronto, ya que Ryan empieza a vivir un deja vû. Con la ayuda de Tree, deberá ayudarle para resolver su bucle y que pueda volver a la normalidad. Aunque la cosa no va a ser nada fácil y tendrán que recorrer un largo camino lleno de muerte a su paso.

Con una vuelta de tuerca no muy rebuscada comienza la trama de esta segunda parte, donde Tree deberá hacerse cargo de resolver otro problema relacionado con el que ella tuvo en su momento. Para ello contará con sus conocidos, además de tener en esta ocasión nuevos compañeros que son de la clase de Ryan. Formando equipo endrán que hallar la solución para que todo vuelva a ser como antes, aún poniendo en riesgo sus vidas por el asesino que sigue suelto.

A diferencia de la primera entrega, en esta ocasión se le sigue aportando el proagonismo a Tree, aunque en un principio parezca que no. Y es que Jessica Rothe lo borda en este papel que le va como anillo al dedo. Tree que ya se sabe ese mismo día con todas sus acciones y consecuencias, de pronto se da cuenta que algo no va bien y decide averiguar lo que ocurre. Tras ello, se pondrá manos a la obra para resolver el bucle, arriesgando su vida a ser asesinada de nuevo.

No obstante, lo que sí que marca la diferencia en Feliz día de tu muerte 2 es que tiene muchísimas escenas desternillantes, que harán las delicias de los fans de la primera, así como del género de terror y sobre todo del slasher. Es imprescindible haber visto la entrega inicial, porque hay elementos que se siguen referenciando en la secuela que de otra forma no se terminarían de pillar.

El género de terror se deja de lado, aunque sin dejar de pertenecer a él, para ofrecer una dosis casi de ciencia-ficción (homenajeando a Regreso al Futuro 2) con muchos toques de comedia. Esto hace que la película revitalice de nuevo este tipo de películas con una nueva perspectiva. Porque no necesitan nada más que un asesino suelto para tener una trama y pasárselo bien como es el caso, pero si se unen Blumhouse y Landon ya solo me queda por decir que es obligatorio ver ambas. Ah, y quédate hasta el final que hay escena post-créditos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
El stand de los besos tendrá segunda parte

El día de hoy, Netflix anunció la secuela de la historia de amor que cautivó...

Cerrar