‘Mira lo que has hecho’ vuelve mejor y también más seria en su segunda temporada

Mira lo que has hecho, la serie de Berto Romero para Movistar + se convirtió en una de los mejores estrenos televisivos del año pasado en España y por eso había muchas ganas de ver esta segunda temporada y comprobar si el nivel y la calidad seguían siendo los mismos o incluso mejores. Y la verdad es que, de nuevo, ha sido un acierto, aunque eso sí, ha habido algunos cambios.

Como ocurre con muchas comedias de este estilo parece indispensable que, llegados a cierto punto, la historia se vuelva más seria y el drama gane algo de espacio. Así ha ocurrido con Mira lo que has hecho en su segunda temporada, que en sus 6 capítulos nos presenta a Berto y a Sandra distanciados, ella superada por asumir todas las responsabilidades del cuidado del hijo de ambos, mientras está embarazada de gemelos y él que se encuentra totalmente absorbido por la serie autobiográfica en la que trabaja, que describe una realidad más idílica que la auténtica y que parece atraparlo por completo.

Mira lo que has hecho

Este distanciamiento choca con la unión que había entre ambos en la primera temporada, ya que parecían formar un equipo indivisible ante las adversidades y, sin embargo, ahora se vislumbran ciertas grietas en su relación. También contrasta con la felicidad del principio de su relación, que se encargan de mostrarnos capítulo a capítulo con pequeñas pinceladas y que ayuda a reforzar el drama de la situación actual de la pareja.

Y el hecho de que hagan tambalearse los cimientos que hicieron de la serie todo un éxito  en su primera temporada es también una decisión arriesgada. Berta y Sandra estaban unidos contra todos y ahora están enfrentados y afrontando algunos de sus problemas por separado. Una jugada que ha acabado saliendo bien y ese pequeño bache, aunque es algo que ya hemos visto en muchas otras series, no resulta aburrido y, sobre todo, está bien resuelto con un final que resulta bastante memorable y que da a entender que ese vínculo entre la pareja protagonista no es tan fácil de romper. Así que ese equipo inseparable que formaban, sigue ahí. Además, esta crisis ha servido para ahondar un poco más en cada personaje, sus conflictos, los procesos por los que están pasando, no solo a nivel de pareja. Es también brillante el juego que hace la serie con la metaficción, despistando al espectador hasta el punto en que no sabes cuál es la línea entre lo ficticio y lo autobiográfico.

mira-lo-que-has-hecho

Más drama pero sin sacrificar el humor

Esa apuesta por el drama o un tono un poco más serio para algunos puede ser un error, pero bajo mi punto de vista consigue darle más profundidad a la serie y aún así no ha perdido sus maravillosos golpes de humor, porque a lo largo de la temporada encontramos momentos de lo más memorables y divertidos, rozando un poco el patetismo, pero sin pasarse, desde las reuniones de padres en el colegio a la noche de la iguana y un largo etcétera.

Es decir, la premisa de esta temporada resulta algo más seria y dramática, pero la serie sigue siendo una comedia, no es que haya cambiado radicalmente de tono y se haya convertido en otra historia distinta.

Unos secundarios que terminan de cerrar el círculo

Aunque Berto Romero y Eva Ugarte llevan el peso de la serie, lo cierto es que una vez más los secundarios ayudan a perfeccionar aún más la historia. Desde los hermanos de los protagonistas hasta Bego (Nuria Gago), la compañera de Sandra, también embarazada y que sirve como contrapunto de ésta, que siempre está dando consejos sobre maternidad y contando sus experiencias sin que la otra lo haya pedido. Cabe destacar algunos personajes secundarios como Belén Cuesta interpretando a la actriz que da vida a Sandra en la serie de Berto, o a Antonio Resines como el actor que interpreta a su padre.

miraloquehashecho3

En definitiva, la segunda temporada de Mira lo que has hecho ha sido más que notable, bajo mi punto de vista mejor que la primera. Han sabido profundizar en los personajes, hacernos reír y hasta llorar en algunas ocasiones y, sinceramente, eso es todo lo que le puedo pedir a una buena serie. Solo cabe esperar que Movistar + tenga intención de llevar a cabo una tercera temporada, porque el final de la segunda deja con ganas de más. Aún quedan muchas cosas interesantes que contar sobre Berto y Sandra.

 

Author: Naru

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.