Star Trek: Discovery – ¿Hemos llegado a la última frontera?

El espacio, la última frontera.

Star Trek es una de las franquicias de ciencia ficción más duraderas de la historia, igualada sólamente por Doctor Who. Creada en el año 1966 para televisión por Gene Roddenberry, la serie tuvo un éxito notable. Los personajes se han hecho icónicos, e incluso aquellos que no conocen la serie reconocen el saludo vulcano o la frase “larga vida y prosperidad“.

Hasta ahora, ha habido seis series de televisión en el universo Star Trek, no incluyendo series animadas, películas y otros formatos derivados. La más reciente de estas series es Star Trek: Discovery, creada por CBS. 

La serie, ya acercándose al final de su segunda temporada, ha recibido críticas favorables de los fans. Sin embargo, ¿puede atraer a nuevos espectadores?

¿Tengo que haber visto las otras series?

Discovery está ambientada unos 10 años antes de los eventos de las serie original de 1966. La primera temporada incluye sólo referencias lejanas a otras series, pero establece una conexión directa con su personaje principal.

A la cabeza del reparto encontramos a Michael Burnham, protagonizada por Sonequa Martin-Green. Ella es la hermana adoptiva humana de Spock, uno de los personajes principales de la serie original, y uno de los personajes más icónicos de la serie. Afortunadamente, la serie no se basa mucho en conocimiento de las otras series.

Esto cambia en la segunda temporada, con la introducción del capitán Christopher Pike (Anson Mount). Un personaje del piloto de la serie original, te pensarías que la serie se basaría mucho en conocimientos previos. Sin embargo, el personaje no requiere ver la serie original. La segunda temporada centra su atención en el personaje de Spock (Ethan Peck), que hasta ahora sólo ha aparecido en dos episodios. De nuevo, no hace falta haber visto la serie original (aunque proporciona algo de contexto).

¿Es buena la serie?

La primera temporada es algo complicada, con muchas tramas secundarias que no están necesariamente bien manejadas, y un tono más serio que otras series. Sin embargo, esto se soluciona a lo largo de la temporada. La producción es muy impresionante, con efectos de alta calidad y maquillaje increíble. La serie toma inspiración del estilo de las nuevas películas de Star Trek dirigidas por JJ Abrahms, y es sin duda una de las mejores series espaciales de hoy en día.

La segunda temporada mejora todos los aspectos. Los personajes están mejor desarrollados, y Anson Mount es muy carismático como Christopher Pike. El tono es algo más ligero y relajado, permitiendo escenas más interesantes. La trama es mucho más atractiva, con un misterio intrigante y conceptos imaginativos. Además, se consigue un estilo visual más definido, y los efectos especiales son más visualmente bonitos.

¿Es muy friki?

Las series de Star Trek son conocidas por ser muy enfocadas a una demográfica menos comercial que otras franquicias como Star Wars, con un tono lento y mucho protocolo y poca acción. Esto puede alejar a muchas personas de las series.

Discovery no hace esto. La serie tiene una trama mucho más enfocada y rápida, con un tono más agresivo que sus predecesores. Esto puede enfadar a fans más tradicionales, pero creo que resulta evidente que una serie tradicional de Star Trek no funcionaría en un ambiente televisivo de hoy en día.

Así pues…

Star Trek: Discovery comienza de manera tambaleosa, pero consigue llegar a un producto final de alta calidad, especialmente en su segunda temporada.

Seas un fan de toda la vida o sólo alguien que se pregunta qué es un vulcano, vale la pena echar un vistazo…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
BROADCHURCH – Una obra maestra en tres temporadas

El género de televisión policíaca es probablemente el más grande que existe actualmente. Series como...

Cerrar