[Entrevista] Albert Monteys: «a mí los superhéroes me gustan mucho, sobre todo su vertiente más pop «

Durante nuestra estancia en el 37 Salón del cómic de Barcelona pudimos enrevistar a Albert Monteys, autor de uno de los grandes cómics más alucinantes del panorama patrio, ‘Universo’ y que edita Astiberri. Pero además, el autor también realizó una portada exclusiva para ECC Ediciones de la boda de Batman.

De todo ello y de mucho más hablamos con él en nuestra entrevista, cargada de buen humor y auténtico disfrute:

CDC: Albert, “Universo” ha sido un exitazo entre crítica y público, ¿te ha sorprendido? ¿Veremos una secuela?

AM: Bueno, “Universo” es una serie abierta, con lo cual habrá un segundo tomo que no será exactamente secuela, porque serán cinco historias más, cada una de su padre y de su madre. La verdad es que sí me ha sorprendido el éxito, porque yo lo hice como una apuesta de decir “quiero hacer esto, me gusta y hace años que quiero tirarme a esa piscina”, o sea que todo estupendo.

CDC: Cuéntanos en qué idea te has basado para el episodio de “Amantes Desincronizados”, que es un auténtico portento audiovisual, narrativo, conceptual… y cuánto tiempo te ha llevado hacer semejante maravilla.

AM: Curioso, porque todo el mundo me destaca esa historia, lo cual está bien porque es la última del libro lo cual deja un buen sabor de boca. La idea, de hecho, la tenía desde que empecé la serie. Fue mi propuesta para el Panel Syndicate de la serie eran una serie de portadas, cada una con una idea muy fuerte de portada y había una que era “El hombre que viajaba por el tiempo cinco minutos”, y ahí me quedé con esta cosa, diciendo “esto tiene algo”, ¿no?

Y, cuando me puse a escribirla, me puse a desarrollar algo que tuviera sentido, pronto, por alguna razón me di cuenta de que con esto se podía contar la historia de una pareja, y lo que le ha pasado a mucha gente, de estar conviviendo con alguien y que, poco a poco, vuestros ritmos se vayan desincronizando y me parece una metáfora chula sobre una relación de pareja complicada, ¿no? Y a partir de ahí ya la historia fue fácil. Lo que fue un infierno realmente fue que todo encajara, que todo tuviera sentido. Hay un mecanismo ahí de relojería que me costó encajar. Marcos me ayudó bastante, Marcos Martí de Panel Syndicate, fuimos mirando el guion, esto encaja, esto no… pero sí, seguramente es la historia más difícil que he escrito nunca.

CDC: Y hablando de universos, ¿cómo ha sido tu participación exclusiva para “Batman, la boda”?

AM: Pues muy fácil. De hecho, me llamaron de DC, me dijeron “¿te apetece hacer una portada para el número de la boda de Batman? Y yo, “ah, ¡Batman se casa!” y dicen “Sí”. Y a partir de ahí sí que tuvieron que aprobar alguien en DC, pero todo fue muy fino. La verdad es que hice el primer boceto, dijeron que adelante, mandé la tinta y dijeron que estupenda, mandé el color y dijeron que muy bien y ahí fue todo muy rodado y muy bien.

CDC: ¿Te gustaría seguir colaborando un poco en ese universo de DC con otros personajes o ilustrando las portadas de números especiales?

AM: La verdad es que es una cosa divertida, a mí los superhéroes me gustan mucho, sobre todo su vertiente más pop y, pese a todo, trabajar para una de estas grandes editoriales significa que los cómics que produces no son tuyos. Eso es una cosa que me frena un poco. Que claro, “Universo” es mío, si se vende donde sea yo soy el responsable y todo sale de mí. Y hay personajes de superhéroes, Linterna Verde por poner un caso, que me entusiasmaría algún día hacer una historia con ellos, pero sería consciente de que, una vez saliera, sería algo que desaparecería de mi vida para siempre, claro.

CDC: Hablemos del humor, que vive unos momentos un poco delicados. ¿Crees que aún goza de buena salud en España o tendrá que emigrar como Alfredo Landa en “¿Vente a Alemania, Pepe”?

AM: Es el peor momento para hacer chistes en España yo creo, ahora mismo. Nosotros en 2007 tuvimos la primera bronca con la corona por una portada, por lo menos mía, y en ese momento no pasamos miedo pensando que pudiéramos acabar en chirona, con un juicio largo… Si eso nos pasara ahora mismo, 12 años después, estaríamos cagados de miedo. Ahora mismo sería posible que ingresáramos en prisión, eso es un síntoma claro. Hay raperos, titiriteros, hay gente que ha hecho cosas que forman parte de la libertad de expresión, como el humor, que han acabado en la cárcel. Claro, es una situación terrible.

CDC: ¿Crees que quizá lo que le falta a la gente sea contextualizar y a no sacar las cosas del tiesto o simplemente vamos hablando un poquito en claro, así en plata, a mal y pronto, y hay mucho gilipollas que no entiende lo que es el humor?

AM: Yo distingo mucho entre que tu pongas un chiste en redes y que la gente diga que es políticamente incorrecto, que es machista… a mí eso no me parece ni censura, ni un peligro, a mí eso me parece simplemente un debate. Sí que es verdad que en redes existe la posibilidad de que te linchen, pero, en todo caso, esta gente no te puede prohibir hacer un chiste. Te puede resultar molesta su opinión, puedes no estar de acuerdo con ella, pueden resultar agresivos, pero entra dentro en “El Jueves” en los noventa cada semana nos llegaban cartas que nos crucificaban, directamente, y nunca pensamos que eso fuera un ataque de ningún tipo más allá de decir “pues vale, me la leo y puede ser que tenga razón y puede ser que no, pero ya está”. Ahora yo creo que el problema principal de este país es judicial, es estatal y en las redes yo creo que todo el mundo puede decir lo que quiera y, si son educados, mejor.

CDC: ¿Te gustaría entre tus próximos proyectos cruzar “Universo” con el universo DC?

AM: No. La verdad es que “Universo” es mi cosa, es un objeto que ha sentido por sí mismo, que está muy pensado, y mezclarlo con cualquier otro universo no tendría ningún sentido. ¿Lo dices por “Watchmen” y estas cosas, por universos cerrados que se meten ahí dentro?

CDC: Por ejemplo.

AM: Sí, no creo que fuera una buena idea para nadie.

CDC: ¿Cómo es trabajar en Panel Syndicate?

AM: Es una maravilla. Panel Syndicate es un proyecto de amor, de amor a la historieta y de amor a los autores de Marcos Martí y Munsa(¿) Vicente, sobre todo y de Brian K. Vaughan también. Entonces empezaron esto porque no estaban de acuerdo en cómo los autores eran tratados en el mundo editorial, y a partir de ahí se lo ofrecieron a amigos, a compañeros, a gente que ellos pensaban que podía hacer algo bueno. Yo tuve la suerte de ser el primer llamado a eso, me dijeron “si quieres, tienes aquí un espacio”. Pero vamos, ellos te dan todo el soporte del mundo, toda la ayuda, todo el apoyo y no te piden nada a cambio, lo que en el mundo editorial es una cosa rarísima, ¿sabes? Es un pequeño milagro, una isla. Y, además, en mi caso por lo menos, funciona muy bien con lo cual doble alegría porque la gente es generosa y lo ha entendido, es responsable y responde. Que, que salga el tebeo, dibujarlo es responsabilidad mía y responsabilidad de los sectores es darle apoyo para que salga el siguiente.

CDC: Y, para terminar, volviendo al humor, ¿cómo estaba la plaza?

AM: “Abarrotá”.

Jajaja muy bien. Eso es humor referencial que llega muy lejos, sí, sí.

Muchas gracias Albert.

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
¿Ha perdido el cine la originalidad? – Analizando Hollywood

Hoy en día, la mayoría de películas que vemos en el cine suelen ser reboots,...

Cerrar