¿Ha perdido el cine la originalidad? – Analizando Hollywood

Hoy en día, la mayoría de películas que vemos en el cine suelen ser reboots, remakes, crossovers y spin-offs de producciones ya realizadas. Como consecuencia de esto, muchos cinéfilos se preguntan si es verdad que el cine se está quedando sin ideas a la hora de producir nuevos proyectos.

Es una pregunta que llevo tiempo haciéndome, ¿realmente el cine está perdiendo su originalidad y creatividad últimamente?

Analicemos la situación

Si nos damos cuenta, cuando creemos que tal película es una nueva historia, lo que de verdad están haciendo es perpetuar arcos narrativos que llevan repitiéndose a lo largo de toda la historia. Pero, lo único que hacen es  añadir pequeñas o grandes variaciones y coger unos tópicos que ya existen (de cada género) y, repetirlos o transgredirlos y jugar con ellos.

¿Quiere decir esto que ya no hay esperanzas de que haya historias nuevas? No, para nada. De hecho, las hay. Incluso, grandes historias que recordamos, están basadas en otras historias que ya hemos visto antes. Un ejemplo es la mítica y emblemática saga Harry Potter con la que muchos – por ejemplo, mi generación – crecimos, tanto en literatura como en cine e incluso en videojuegos.

Esta saga está basada en historias del mago Merlín, junto con Star Wars (no me digáis que no están repitiendo el esquema básico de Star Wars. Harry Potter, chico huérfano que vive en un entorno en el que no se le valora y no puede vivir aventuras. Es Luke Skywalker.) No solo Star Wars, también se basa muchísimo en El señor de los Anillos; los Dementores y  los Nazgul, Dumbledore y Gandalf

El problema actual

El problema de las películas de hoy, es que no son frescas, no son algo nuevo. En este caso, me refiero a todo el tema de los remakes, reboots, crossovers y spin-offs. Si te fijas, es lo único que hacen. Una nueva película de Los Cazafantasmas, Los Cuatro Fantásticos, Jumanji, Jurassic World, Men In Black

Parte de este problema, lo tenemos nosotros, ya que pedimos que se nos hagan remakes, reboots y que junten personajes de películas. Pedimos, se nos da, y nos quejamos. Solo hay pocos directores que intentan traer siempre películas frescas. El problema es que ahora abundan más las secuelas y las franquicias que las historias creativas. Llevamos unos años en los que solo estamos viendo secuelas, precuelas y spin-offs, algo que al final acaba cansando. Ya no es solo que sean adaptaciones o historias ya contadas anteriormente, incluso, mejor.

Tenemos una cantidad de franquicias impresionantes. Por ejemplo, Marvel creó una fórmula que inauguró en 2008 con la película Iron Man. En ese momento era fresco, tenías ganas de verla. Cuando se estrenó y en la secuencia a finales de créditos aparecía Nick Furia y decía: “Estamos preparando un programa que se llama la iniciativa de los vengadores”, era brutal. Aquello era un momento en el que pensabas: “Joder, que ganas tengo de ver las siguientes películas de Marvel para ver adonde conduce esto”. Era fresco, era nuevo. Era la primera vez que se hacía un crossover tan épico.

¿Qué pasa ahora? Que esto es la norma ¿Por qué? Viendo el éxito de Marvel Cinematic Universe, DC quiere hacer lo mismo. ¿Y qué hace? Ole mis huevos, voy a cometer el mismo error que Sony Pictures, que ha tenido que vender los derechos de Spider-Man a Marvel. DC Comics intenta hacer su propio universo cinematográfico. ¿Quiere decir esto por cojones que les va a salir mal?  No, pero es cansino.

CUIDADO. Con esto no me refiero que desprecie producciones tales como Marvel o Disney, que mal no lo están haciendo respecto a crear universos que rompen todo tipo de records. Echemos un vistazo a Endgame, película con el mayor crossover de superhéroes en lo que va de historia del cine y que ya es la segunda más taquillera de todos los tiempos, al momento de escribir estas lineas. De hecho, la técnica empleada por Marvel a lo largo de estos años me parece admirable, como ya he mencionado. Ha sido capaz, no solo de crear un universo interconectado con gran maestría, sino de tomar un conjunto de historias y personajes y organizarlos de la mejor forma posible.

¿Cuál es el problema de este éxito?

Otras productoras quieren hacer lo mismo. Universal Pictures, por empezar por algún lado. Me parece que ahora lo que quieren es hacer crossovers con La Momia, Frankenstein, Drácula y El hombre invisible. ¿Es que vamos a hacer unos vengadores de todo?

 

Por no mencionar, que se nota que Disney ha comprado a Lucasfilm, ya que también Star Wars quiere convertirse en un gran universo. ¿Una película a solas de Han Solo? Lo dicho, no nos quedamos aqui. No solo Star Wars, Lionsgate ha tenido la brillante idea de hacer más películas de Los Juegos del Hambre y Warner Brothers tiene planes para hacer una secuela de nuevas películas de Harry Potter.

Al parecer, Disney también está corto de ideas en cuanto a historias de animación. No digo que ya no cree nuevas historias con nuevos personajes, porque lo hace. Lo que pasa es que ahora está adaptando los clásicos de siempre con los que crecimos, a películas de carne y hueso. Algunas pueden resultar interesantes de ver, pero con otras nos vemos obligados a preguntarnos ¿por qué? No hace falta relanzar todo lo que ya sabemos que tiene vuestra franquicia. Volver a revalorizar de nuevo antiguos clásicos no funciona siempre y con el tiempo se irá comprobando.

Tenemos proyectos que todavía no se han especificado pero que puede que acaben materializándose, como un posible  spin-off de Obi Wan. ¿Pero por qué todas la películas tienen que conducir a algo más grande? Es como si después de la secuela de Harry Potter  empiezan a sacarte un  spin-off para Voldemort, otro para Dumbledore, otro para Snape…

 

 

Al final algo que es una historia contenida (que tiene peso por si solo) tiene que derivar en muchísimas historias  conectadas por un gran universo. Las películas no son series, pero es que tampoco hace falta que cada película está contenida en un gran universo. Muchas de las mejores sagas, precisamente, funcionan por eso. ¿Quiere decir que estamos condenados a que nunca habrá historia nuevas y que esto es un ciclo que va a ir a peor? No se sabe.

De todas maneras, si estas harto de las secuelas, los remakes, los reboots y spin-offs tienes dos opciones: cine independiente, de todas las nacionalidades, ya que se hace todavía muy buen cine. O, ve a las series. Porque hay unas series de una calidad (no solo audiovisual, que también) narrativa, brutal.

¿La originalidad ha muerto y ya no se cuentan nuevas historias?

No

¿Cuesta más encontrarlas?

Sí.

También tiene mucho que ver la crisis económica, que ha llevado a los grandes productores a  arriesgarse menos con sus historias. Es cierto, que hay grandes productoras y grandes estudios, que lo que intentan es apostar por nuevos directores y nuevos enfoques a la hora de contar las mismas historias. En cambio, hay otros estudios que lo que hacen es imitar las ideas de los demás, hacer remakes, secuelas… porque quieren no perder millones  en taquilla.

Author: Anabel Estrella

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.