‘Sherlock’, ¿por qué es necesario ver esta serie? – DEBATE

Desde su concepción en 1887 por el autor británico Sir Arthur Conan Doyle, los personajes de Sherlock Holmes y John Watson han sido figuras centrales de la cultura popular.

El famoso detective ha sido adaptado a todos los medios de comunicación imaginables, incluyendo entre otros:

  • Teatro
  • Radio
  • Televisión
  • Cine
  • Video-juegos

Tan sólo en la pantalla ha aparecido en más de 200 películas, con más de 70 actores interpretando el papel. Entre los más recientes se encuentra Robert Downey Jr, que recibió un Globo de Oro por su actuación en 2009.

(Robert Downey Jr. como Sherlock Holmes)

Sin embargo, uno de las versiones más reconocidas del detective es una de las más extrañas. En 2010, BBC One estrenó Sherlock, una nueva interpretación del personaje que reemplazaba la Inglaterra Victoriana de las novelas originales por un Londres en el presente.

La decisión confundió a muchos, y la mayoría pensaba que la serie no sería exitosa. Sin embargo, contra todo pronóstico, resultó ser no sólo una de las mejores interpretaciones del personaje, sino una de las mejores series de televisión de todos los tiempos.

(Martin Freeman como Watson y Benedict Cumberbatch como Sherlock)

En este artículo, Javier Pérez de Lema y Anabel Estrella explorarán qué hizo destacar a Sherlock de todas las demás versiones del detective.


Unos buenos escritores

Javier: 

Al mando de la serie se encuentran Steven Moffat y Mark Gatiss. Ambos eran conocidos por su trabajo en Doctor Who, otra serie famosa británica.

Se les ocurrió la idea de Sherlock durante un viaje a una grabación de Doctor Who, y la desarrollaron durante los próximos años. Uno de sus principales objetivos era ser menos respetuosos al cánon de los libros, y no tener miedo a cambiar cosas. Esto estaba basado en las películas de los años 30 y 40 de Basil Rathbone y Nigel Bruce, que también adoptaron su época contemporánea de II Guerra Mundial para su historia.

(Basil Rathbone y Nigel Bruce como Sherlock Holmes y John Watson)

Lo único que decidieron en mantener eran ciertos rasgos característicos de ambos personajes, tales como su personalidad, el lugar donde vivían, etc. El resto estaba disponibles a cambios. Y no tuvieron miedo de cambiar cosas. No voy a profundizar mucho en estos cambios, para que puedas apreciarlos al ver la serie.

Anabel:

Ambos creadores, tanto Steven Moffat como Mark Gatiss – tal y como ha mencionado mi compañero previamente, lo han hecho increíblemente bien a la hora de ajustar el mundo creado por Arthur Conan Doyle a la pantalla pequeña. Tomando unos personajes y casos ya establecidos, decidieron dar una vuelta a la forma de adaptar a esta famosa celebridad narcisista, cambiando la época en que tiene lugar la historia: S.XXI.

Creo que han sabido dejar intacta la esencia de los personajes, incluyendo tanto las asperezas como choques personales entre ellos, de esta manera adecuándose correctamente a la época marcada. Desde el primer episodio lo logran, pues en segundo plano se va acomodando el desarrollo de Moriarty y su inminente encuentro con Holmes, que tiene lugar en el momento menos esperado por la audiencia.

Los libros han pasado por un proceso de modernización excelente. Es una serie tan inteligente que te hace quedar como un idiota.

En definitiva, y para concluir esta sección del artículo; la serie cuenta con una historia y personajes adaptados de la mejor manera posible a la actualidad, contando con un casting que no hace más que maravillas. Sobre esto, lo veremos a continuación.


El reparto

Javier: 

No es ningún secreto que Benedict Cumberbatch es uno de los mejores actores británicos actuales. Sus papeles en Descifrando Enigma, Star Trek y Doctor Strange han demostrado su increíble rango y habilidad. Y esta serie fue la que lo propulsó a la fama.

(Sherlock Holmes – Benedict Cumberbatch)

Benedict Cumberbatch es la mejor interpretación de Sherlock Holmes de la historia.

Su actuación es absolutamente increíble. Incluso para aquellos que prefieren una versión del personaje en su época original, existe un episodio de Navidad que demuestra que también funciona. Su versión del personaje es magnética, graciosa y absolutamente brillante. La velocidad a la que habla, sus interacciones, lo insensible que puede ser… Es todo perfecto.

(John Watson – Martin Freeman)

A su lado se encuentra la mejor versión de John Watson en Martin Freeman. Aparte de añadir personalidad e importancia a un personaje que generalmente es tan solo un narrador, la serie lo convierte en uno tan interesante como el detective. Además, las interacciones entre la pareja son absolutamente increíbles. Si Sherlock es el cerebro, John es su compás moral.

Todos los demás actores tienen sus momentos brillantes. Una Stubbs destaca como la Señora Hudson, y Rupert Graves tiene bastantes escenas geniales como el Detective Inspector Lestrade.

Otra interpretación notable es Andrew Scott en el papel de Jim Moriarty. Su actuación como el némesis del detective es fantástica, y sus conflictos son excelentes. Su forma de hablar y la manera en la que disfruta del crimen es increíblemente magnética. Se nota que está disfrutando mucho en el papel y, por tanto, disfrutamos con él.

(Jim Moriarty – Andrew Scott)

Anabel:

Benedict Cumberbatch como Sherlock Holmes no es algo que se olvide fácilmente. Coincido con Javier en que se trata de la mejor encarnación del personaje que se haya visto hasta ahora. Cumberbatch asimila la actuación tomando al Sherlock de los libros, mientras aporta aspectos estrictamente propios que hacen al protagonista más interesante.

Lo mismo pasa con Martin Freeman. Se hace con el papel de Watson con la adición de un toque personal que da mayor juego simbólico a la trama, porque consigue contrastar su interpretación con la de Cumberbatch y pasa a ser un personaje igual de primordial para la serie, más allá de ser el representante del público.

El resto de aportaciones intermitentes – Molly Hooper, Señora Hudson, Mycroft Holmes o Inspector Lestrade – participan constantemente en la historia y aportan lo que pide el guion. Ni más ni menos. Dan al show una esencia peculiar que embellece el estandarte establecido por encima de lo esperado.

Al igual que pasa con el protagonista, creo que estamos ante la interpretación por excelencia del infame adversario de Sherlock: Moriarty, el Napoleón del crimen. Ese carisma y demencia que transmite Andrew Scott no hace más que volver loco al espectador. Representa una inestabilidad que confunde de buena manera, al tratarse de un personaje tan imprevisible, lo que otorga mayor tensión al drama.


Aspectos Técnicos

Javier: 

Sherlock introduce más ideas nuevas por episodio que una película blockbuster, y me mantengo firme con esa aseveración. Desde pequeñas ideas como enseñar los mensajes de texto en pantalla en vez de enseñar el teléfono, hasta la visualización excelente de la forma de pensar del detective.

(El efecto de mensajes de texto en pantalla en el primer episodio)

Además, cada temporada se mejora la calidad de producción, y por tanto los efectos. Esto además tiene una función narrativa. Según se avanza la serie, el espectador comprende mejor a Sherlock, y por tanto podemos visualizar mejor su forma de pensar.

La cinematografía, la edición, las transiciones… Todo es espectacular. La serie borda todos los aspectos de hacer cine, y evita caer en la trampa de confiar tan solo en el carisma de sus actores. La visualización de las escenas expositivas es absolutamente increíble.

(La visualización de las deducciones de Sherlock en la última temporada.)

Anabel:

Un importante añadido a la serie es la cuestión de montaje y edición. Establece un atractivo visual que enriquece no solo el suceso de acontecimientos sino también el aporte singular hacia escenas que favorecen el entendimiento de la trama.

Los medios utilizados para dar explicaciones van siendo cada vez mejores según transcurren los episodios y pasa a ser algo que se echa en falta cuando no recurren a ello en determinadas secuencias, cosa que ocurre muy pocas veces.

 La cinematografía es exquisita. Los planos acentúan el interés del espectador, son cercanos y engañan. Además, unidos a las interpretaciones sombrías del elenco, engloban un estilo envolvente que obliga a centrar todo la atención a lo acontecido en pantalla.


Pocos episodios

Javier: 

Esto suena un poco paradójico, pero Sherlock es mejor serie por el hecho de que cada temporada tiene sólo tres episodios (más un especial de Navidad en la tercera). Cada episodio dura alrededor de una 1 hora y 45 minutos. 

Esto significa que cada episodio está meticulosamente diseñado y realizado. No hay aspecto en el cual no se note el esfuerzo de la producción.

Además, esto resulta en que la serie no se hace larga o incómoda. Con un total de 13 episodios, la serie es más como una buena franquicia de películas.

Anabel:

Ya hemos tratado la adaptación, actuaciones, fotografía y montaje, por lo que toca examinar el guion y dirección de episodios. Cuando al principio uno ve que cada capítulo dura alrededor de hora y media, no sabe bien cómo afrontarlo ni que esperar, pero luego lo agradece. Es tan entretenida que no necesita quitarse ni un minuto, es más, el espectador está tan sumergido en lo que ocurre que llega al final casi sin darse cuenta del tiempo transcurrido.

Me parece un acierto por parte de producción el haber establecido tres episodios por temporada que duren más en lugar de seguir el esquema básico que incorporan la mayoría de las series.

Abundan los elementos sorpresa; todos los pequeños detalles están colocados estratégicamente para conectar un episodio con otro. Un fragmento de un capitulo que puedes no considerar demasiado relevante se convierte en algo esencial para otro caso.

En cada aventura hacen uso de puntos de giro que son necesarios para asimilar y así entender el sentido argumentativo que cuando toma carrerilla, no solo se desarrolla soberbiamente en correspondencia con la historia que se quiere contar , sino que derrapa o estrecha. Eso sí, sin dejar de mantener la calidad.

 


 

Conclusión

Anabel:

Hay aquellos que piensan que ‘Sherlock‘ está sobrevalorada, y cierto que gustos y opiniones hay muchos, todos respetables. Pero Sherlock‘ merece mucho la pena. Asegura un nuevo enigma en cada capítulo y, palabra de honor que uno no se arrepiente de ver como mínimo un par de ellos.

Es de lo mejor que hay en la televisión en los últimos años. Uno de mis shows preferidos, he de recalcar. He reido, llorado y aprendido con esta serie. Siempre estaré agradecida a Benedict Cumberbatch y Martin Freeman por tan espectrales interpretaciones. Ambas se posicionan entre las mejores de las carreras de estos actores. Simplemente majestuosas.

Javier:

Cierto es que la televisión moderna está aumentando en calidad a diario. Estamos en una época increíble de auge en términos de presupuestos, efectos, cinematografía y actuaciones. Sherlock, en mi opinión, lidera esta ola de nuevas series siendo excelente en todas esas cosas.

Author: Javier Pérez de Lema

@MikeyCalahan

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.