Friedkin sin censuras – TCM estrena su documental…

El famoso director de El Exorcista recibe un documental en su honor por parte de TCM.

Cuando en 1973 William Friedkin dirigió El exorcista no pensaba hacer una película de terror, sino un film que indagara en los misterios de la fe. “Una película como El exorcista genera dos tipos de opiniones. Una es si lo que se cuenta es posible. La otra es que es imposible. No hay punto medio. Ese es el misterio de la fe”.

Sin embargo, El exorcista se convirtió en una de las películas de terror más icónicas del género.

Friedkin sin censuras es un documental TCM Original en el que el propio realizador repasa su filmografía con la ayuda de actores como Matthew McConaughey y de compañeros de profesión como Quentin Tarantino o Wes Anderson.

William Friedkin nació en Chicago el 29 de agosto de 1935. Siendo joven se apasionó con el cine después de ver Ciudadano Kane de Orson Welles. Pertenece a la misma generación de cineastas como Brian de Palma, Martin Scorsese, Francis Ford Coppola o Michael Cimino. Comenzó realizando documentales, uno de los cuales ganó el Golden Gate Award en el Festival de San Francisco. Ya afincado en Hollywood, trabajó en la serie de televisión Alfred Hitchcock presenta.

En el cine debutó en 1967 con un musical titulado Good Times, protagonizado por Cher y Sonny Bono. Posteriormente estrenó títulos como The Birthday Party, con guion de Harold Pinter, premio Nobel de Literatura en 2005; La noche del escándalo Minsky’s o Los chicos de la banda, películas todas ellas que resultaron un fracaso en las taquillas. 1971 fue el año de su consagración gracias a The French Connection: Contra el imperio de la droga, un film protagonizado por Gene Hackman, Roy Scheider y Fernando Rey que ganó cinco premios Oscar, entre ellos el de mejor director para William Friedkin. “El día siguiente a la ceremonia fue la única vez en mi vida que fui a un psiquiatra”, recuerda. “Me sentía profundamente infeliz. Le dije que había ganado un Oscar y que creía que no lo merecía”.

Un año después dirigía El exorcista, un film basado en la novela de William Peter Blatty que fue un auténtico bombazo en las taquillas del todo el mundo. Friedkin llegó al proyecto de rebote, tras rechazarlo realizadores como Mike Nichols, John Boorman o Peter Bogdanovich. “No me veo a mí mismo como artista. Hago películas comerciales, hago un producto diseñado para que la gente lo compre”, dijo en una ocasión. Sin embargo, en su ya dilatada filmografía, Friedkin se ha embarcado en títulos con una mayor ambición artística. Carga maldita, por ejemplo, protagonizada por Roy Scheider y Paco Rabal, era una versión de El salario del miedo de Henri Georges Clouzot, pero resultó un rotundo fracaso cuando se estrenó en 1977.

Después de El exorcista, Friedkin dirigió títulos como A la caza con Al Pacino o Vivir y morir en Los Ángeles con William Petersen y Willem Dafoe. Se ha dedicado también al montaje de óperas. “Los cantantes quieren lo mismo que los actores y a mí me apasiona la complicidad que se establece entre todos los que colaboramos en el proyecto”, dice. Lo que nunca piensa hacer es retirarse. “Eso significaría que estoy muerto”, reconoce. En agosto de 2017 estrenó en la Mostra de Venecia el documental The Devil and Father Amorth, en el que filma minuciosamente un exorcismo realizado a una mujer italiana de 30 años. “Resultó una experiencia aterradora. Lo que yo vi allí fue demasiado perturbador. Nunca había presenciado nada igual”. Y lo afirma el hombre que aterrorizó a medio mundo en 1973 con El exorcista, la película sobre una inocente niña poseída por el diablo.

La emisión tuvo lugar el pasado sábado 1 de junio, pero se repetirá el viernes 21…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
Se editan las bandas sonoras de «Deadwood: The Movie» y «Chernobyl»

Se editan las bandas sonoras de "Deadwood: The Movie" y "Chernobyl", los dos productos televisivos...

Cerrar