‘Blue period’ el arte como método de expresión.

Sinopsis

Yatora Yaguchi es un adolescente que baila entre ser estudiante modelo y hacer cosas de su edad, como salir de fiesta o ser despreocupado. Yatora sabe que es una artimaña para ser socialmente correcto o moverse con soltura con su entorno, pero cuando descubra su nueva vocación, que es el arte, se sentirá por primera vez vivo y con ganas de decir que hay en su interior.

Opinión

Sin lugar a dudas, Blue period explota la parte artística que por regla general todos tenemos dormida.

Nuestro protagonista, Yatora Taguchi es un joven con unas aspiraciones básicas: disfrutar de la juventud y estudiar para aprobar y ser un alumno medio alto en cuanto a resultados de exámenes. Con este guión marcado por él mismo como método de supervivencia, Yatora hace hincapié en hacer lo que está socialmente bien visto para estar dentro de un grupo social y no sentirse apartado, pero sin dejar de lado sus estudios para tener un nivel académico medio alto que le haga destacar.

Esto a medida que pasa el tiempo le perjudica, ya que no ha aprendido ninguna otra manera con la que relacionarse, por lo que no se quita la sensación de vacío y de desorientación de encima a pesar de creer en su método. Sin ningúna ambición extra, subestima el arte como una materia sin fundamento, algo que si no eres capaz de destacar de manera exagerada por talento, es imposible que vivas de ello.

A punto de decidir su futuro académico y en qué universidad quiere ingresar, entra en escena Yuka, la que he considerado como «talón de Aquiles» de Yatora, haciéndole ver que su «manera de vivir» y escurrir el bulto sin implicarse en nada, pasando de manera superficial por la vida de los demás y la suya propia, conlleva a tener enquistadas todo tipo de preguntas que tiene en su interior.

 

La inquietud de Yatora aumenta, y más su amor-rechazo con el arte, porque considera que lo que hay que hacer es conseguir un trabajo y estudiar algo que pueda tener un «mejor futuro». Sin embargo, Yatora no parará de desmenuzarse la cabeza e intentar entender que podría dejarse llevar por algo tan sentimental como es el arte.

Yatora aprenderá una lección importante de Mori, la compañera de Yuka:  ella le dedica más tiempo que otras personas al arte, que no es cuestión de talento, si no de perseverancia, de ganas y de actitud y querer transmitir, algo vital en el arte.

Como un tornado, la pintura entra en la vida de Yatora, como método de desahogo y expresión, como sensibilidad extra y eso le hace a Yatora por primera vez expresar realmente lo que siente y sentirse pleno.

 

 

Con esta premisa tan interesante sobre el vacío interior que siente Yatora y unas maravillosas clases de dibujo ilustradas en el manga, Tsubasa Yamaguchi ha hecho que entendamos perfectamente el camino que había elegido Yatora al comienzo de este nº1, el camino que le brinda el arte y cómo usarlo como método de expresión y de lenguaje. Yatora es un personaje con mucha fuerza de voluntad y superación, seguramente le veamos sufrir, pero también, brillar.

 

«La teoría es el camino que se recorre detrás de la sensibilidad».

«El arte es divertido y es para personas honestas consigo mismas, porque es un lenguaje sin palabras».

 

 

 

Portada Nº1 de ‘Blue Period’, editado por Milwy Way Ediciones.

Título en España: Blue Period | Autor/es: Tsubasa Yamaguchi | Editorial: Milky Way Ediciones | Tomos totales: 5 y actualmente abierta | Clasificación: slice of life, drama, superación | Año de publicación en España: 2019

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
Novedades en cómic recomendadas para noviembre 2019

Una vez más os ofrecemos una selección de recomendaciones comiqueras para el nuevo mes en...

Cerrar