Braquo, policía o criminal, ¿de qué lado estás?

Canal+ es conocido a nivel europeo por sus producciones realizadas en Francia para televisión. En esta ocasión vamos a hablaros de Braquo, serie policíaca que destaca por ser totalmente diferente a la media de este género. Una serie única que rompe los esquemas y que ofrece una visión crítica de los que están al servicio de la justicia.

Eddy Caplan, Walter Morlighem, Théo Vachewski y Roxanne Delgado son cuatro policías que deciden tomarse la justicia por su mano cuando su colega y superior Max Rossi se suicida tras ser acusado erróneamente de mala praxis. Los cuatro harán lo que sea necesario para limpiar el nombre de su compañero, incluso si ello conlleva recurrir a métodos poco ortodoxos en el límite de lo legal. Sin embargo, al cruzar la línea de la ética policial caen bajo la escrupulosa mirada de Vogel, un agente del departamento de asuntos internos y enemigo declarado de Caplan.

Braquo está creada por Olivier Marchal (Los lioneses, Asuntos pendientes), que además se encarga de escribir y codirigir los capítulos; cuya inspiración en sus años como policía anteriores a entrar al mundo del cine y la televisión. El título de la serie hace referencia al término francés braquage, que significa robo a mano armada, en concreto de bancos.

A través del sucesos que les mueve a tomarse la justicia por su propia mano, los protagonistas forman un pequeño grupo donde solo pueden confiar en si mismos. Haciendo una crítica un tanto ficticia pero no menos real de lo que es sistema policial, la serie crea una atmósfera única e inigualable a ninguna producción anterior de ningún tipo.

Los personajes son muy sólidos y tienen un único objetivo, pero a raíz de los impedimentos que se encuentran en el camino, tendrán que hacerles frente juntos. En la serie se ve como los protagonistas están muy unidos, tanto que si le pasa algo a cualquiera de ellos, los demás responderán ante lo que haya sucedido.

Aún así, la serie tiene diversas tramas desarrolladas en una Francia bastante lúgubre, regida por la oscuridad y la violencia tanto por parte de los criminales como por parte de la policía en esta historia. Es como ver dos caras de una moneda, donde a veces se puede ver que a priori son la misma.

La trama consigue enganchar desde el principio, con lo cual la emoción de los capítulos está asegurada. Además que el nivel de cada temporada es variable, ya que el creador de la serie se marchó antes del inicio de la segunda tanda de episodios. La serie que al principio tenía un ritmo muy bueno, va cojeando en ocasiones con el paso de las temporadas. A pesar de que pretende conservar el mismo tono que la primera temporada, por mucho que lo intente no consigue encontrar el ritmo adecuado.

Esta ficción se comenzó a emitir en 2009 y finalizó el pasado año 2016, constando de un total de cuatro temporadas de 8 capítulos cada una. Las temporadas no son para nada largas, pero quien viera en su momento la serie se le haría eterna la espera, ya que las renovaciones europeas no siguen el mismo ritmo que las americanas y a veces han pasado dos años o más entre temporadas.

Aunque tenga sus pros y sus contras, Braquo es una serie muy recomendada para todo fan de los policiaco, así como para quien busque una serie que rompa con los esquemas; que no sea un «CSI» con capítulos autoconclusivos. Yo la recomiendo, además de verla en original ya que el doblaje realizado por Movistar+ en esta ocasión deja un poco que desear con algunas voces que para mi gusto no terminan de encajar con los personajes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
Novedades en cómic recomendadas para enero 2020

Año nuevo, recomendaciones comiqueras nuevas. El mes de arranque de año lleva consigo una serie...

Cerrar