‘CHEW’, un cómic para gourmets | Editado por Planeta Cómic

‘CHEW’, un cómic para gourmets | Editado por Planeta Cómic

Hablar de Chew de John Layman y Rob Guillory es complicado, es difícil poder condensar en una reseña la trama absolutamente surrealista de la historia y a la misma vez hacer entender al lector el impecable diseño y desarrollo de los personajes, todo dentro de un wordbuilding con unas bases que de primeras parece un conjunto de ocurrencias aleatorias pero que en realidad están cuidadas hasta el último detalle y que dan el marco perfecto para la historia, que no para de crecer y de introducir personajes a cuál más surrealistas y situaciones más locas… y a su vez dentro de una trama que aunque tiene como ingrediente principal el humor, da momentos de pura acción, aventura, suspense e incluso drama, todo bien mezclado y sin que la trama se les escape a los autores en ningún momento.

Chew

DE QUE VA

Tony Chu es un agente de la FDA, la Agencia Americana Para La Alimentación Y Los Medicamentos, un papel esencialmente burocrático en nuestro mundo pero que en el de Chew tiene mucha más importancia, y es que en ese mundo se produjo una gran pandemia provocada por (aparentemente) la carne de pollo, que ha sido prohibida por el Gobierno así como todos los productos privados de este.

Chew

Desde las primeras páginas vemos que es un mundo que todavía está tratando de ajustarse a la «nueva realidad» y es que hay gente que no está dispuesto a cambiar sus hábitos, y la carne de pollo los huevos etc. se convierten en material de contrabando como el alcohol en la Ley Seca en la América de los años 20, y ahí es donde entra en acción nuestro agente que además tiene una característica muy especial; es Cibopatico, es capaz de extraer los recuerdos de toda la comida ( y lo que no es comida) qué digiere, lo que de primeras da lugar a situaciones muy cómicas y hasta escatológicas pero qué pronto vemos qué más allá de un elemento cómico sirve de palanca para las tramas de la serie.

Chew

Y es que esta es una serie coral, desde el compañero del protagonista, un policía que parece sacado de una película de los 80 y que pronto se verá enredado en una situación con su superior qué es pura comedia, al jefe directo de Tony, que le obliga a consumir cualquier cosa para obtener información que le sirva a su trabajo, a su difunto hermano, un famoso chef que tuvo una crisis en directo cuando se negó a usar sustitutos para el pollo, a su hermana, también con habilidades especiales y a ese gran enemigo que vamos conociendo a través de la serie y que como todo en este cómic, es mucho más de lo que parece.

Chew

La historia se divide en arcos argumentales de estructura procedimental, pero cada arco sirve como catalizador de la gran historia general así como para conocer más a los personajes, a base de flashback y de las situaciones en las que les pone el guionista. La interrelación entre el elenco (que no para de crecer) y sus cambios de rol es lo mejor de la serie pero la situaciones que Layman plantea, mezcla de puro surrealismo, acción e incluso género negro hacen que la historia se desarrolle de forma impecable.

Chew

EL DIBUJO

El dibujo casa perfectamente con el tono de la serie; estilo cartoon con un trazo rápido y dinámico y muy buena narrativa. Guillory destaca sobre todo en la expresividad de los rostros (donde se nota su influencia del manga) pero sobre todo por la capacidad de resolver con igual eficacia tanto una escena de acción desmadrada como una de conversación tranquila, sin embargo lo que más se recuerda de su capacidad para el diseño de personajes, que realmente los clava.

Chew

CONCLUSIÓN

Una muy buena serie que a pesar de su duración (12 tomos en tapa blanda) no decae en ningún momento, al contrario, de una premisa anecdótica crea una historia que no para de crecer en tramas y en interés y que cierra en lo más alto. Más que recomendable.

Chew

P. D: y cuenta con la presencia de Pollo, que puede ser fácilmente uno de los mejores personajes de la historia del comic 😃

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: