Creed II, El legado de Apollo y Rocky sigue a salvo

Creed II, El legado de Apollo y Rocky sigue a salvo

Hace poco gracias a Warner Bros Spain acudimos al pase privado de la segunda entrega del estreno más esperado para los fans de Rocky. Tras el éxito de Creed, Michael B. Jordan se enfrentaba no solo a nuevos retos con el %n de perpetuar su éxito en el cuadrilátero, sino a a%anzarse como un Adonis digno de estar a la altura de su predecesor.

He de decir que ambos objetivos los cumple y de manera excelente.Tanto la preparación física del actor como la mental, fueron grandes claves para poder entender lo que se nos hace sentir al terminar de ver Creed II. En la misma línea de la anterior película, ésta es una historia de superación, donde no solo importa ganar, sino el proceso y la motivación para poder alcanzar algo más allá de un simple sueño.

Adonis se adentra en un camino imprevisible que requiere de él, lo más puro de su esencia como persona y cuya forma de encajarlo, será determinante. Podéis esperar una película humana, llena de emociones empapadas del sudor por la auto-superación continua, tintada de la sangre del esfuerzo por llegar a ser lo que más se desea. Lucha, amor, desesperación y batallas dentro y fuera del cuadrilátero. Desde lo más profundo del corazón de Adonis hasta dejar K.O. los nuestros. Todo gracias a una dirección maestra de Steven Caple y presencia de Sly en cada plano para no perder el alma de Rocky en cada toma.

A nivel interpretativo, Michael B. Jordan, se mete perfectamente en la piel de Adonis, donde se deja ver vulnerable y sincero con lo que le supone a un campeón del boxeo transitar por las emociones que veremos en Creed II. Recibe no solo un asesoramiento continuo de Stallone, sino golpes reales que se repiten en varias tomas, logrando un resultado de “Slow Motion”, magistral.

Giros inesperados de escenas que nos dejaran valorando decisiones trascendentales como personas y juicios que como espectadores nos hará humanizar y empatizar con un verdadero. Florian Munteano, enorme como es, no nos dejara indiferentes. Su lucha como Viktor Drago, desvelara un trabajo personal y emocional por encima de los hierros y el cuadrilátero, capturándonos en su proceso. Una mezcla idónea que junto con la excelente interpretación de Tessa Thompson, pone el broche final junto a Sly Stallone nos conducen con unos personajes más luchadores que nunca.

Jota Castellano

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: