[Crítica] Mamá y papá

[Crítica] Mamá y papá

Este viernes 31 de agosto, A Contracorriente Films estrenará en cines el regreso de Nicholas Cage a la gran pantalla. Con el thriller Mamá y papá, el actor vuelve junto a Selma Blair, bajo la dirección de Brian Taylor, al que se le conoce por su frenética cinta Crank, veneno en la sangre..

La trama gira en torno a un suceso extraño, el cual hace que todos los padres, de repente quieran asesinar a sus hijos. Una adolescente y su hermano pequeño, tendrásn que ingeniárselas para sobrevivir ante tal locura homicida que está sacueiendo a toda la sociedad a nivel mundial.

Como veréis, no estamos ante una película que se diga, con un argumento muy intrincado. Todo lo contario, es bastante simple pero adictivo en cuanto empiezas a ver la película, y sobre todo cuando se inicia el suceso. La película es bastante sencilla, a la par que nos sumerge de primeras en una atmósfera en la que el sigilo y el miedo se adueñan del ambiente.

Ante la caza de los adultos hacia los niños, no será nada fácil a los protagonistas el regreso hacia su casa donde creen poder estar a salvo. Anne  Winters y Zackary Arthur son quienes dan vida a estos personajes que son los hermanos Carly y Josh Ryan. Mientras el miedo se apiada de todos los jóvenes, Carly trata de salvarse a ella mientras consigue que su hermano no sea herido por ninguno de sus padres, los cuales son Nichola Cage y Selma Blair en los papeles de Brent y Kendall Ryan.

El juego del gato y el ratón se acelera cada vez más por todo el mundo, de manera que lo que quiera que provoque eso en los adultos, no hace más que empeorarlo con el paso del tiempo. Mientras los hijos del matrimonio buscan formas de escapar, los padres a cada minutos enloquecen y solo buscan ver muertos a sus hijos. Y ya habiendo leído hasta aquí seguro que pensáis que es un papel ideal para alguien como Nicholas Cage.

La verdad que los actores casan muy bien con la trama, la cual si se ha visto Crank anteriormente, se pueden observar similitudes a la hora de ejecutar la grabación. Aunque bien es cierto que Crank es más frenética en su totalidad. Pero por otra parte, se acerca también a películas de zombies, como por ejemplo Guerra Mundial Z, ya que a pesar de no llegar a una infección y transformación de las personas, hay ciertos rasgos que parecen propios del género zombi.

Mamá y papá juega con la ventaja de que al ser una película corta, no se mete en meollos de explicaciones. Va directa al grano sin complicaciones, usando bastante humor negro, siendo por ello no apta para todos los públicos. Porque seguramente esta película pueda no hacer bien para algunos padres y madres que tengan hijos. No obstante, si eres fan de Cage tienes que verla obligatoriamente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: