[Crítica] ¿Quién está matando a los moñecos?

[Crítica] ¿Quién está matando a los moñecos?

Mañana viernes 24 de agosgto se estrena en cines una película muy esperada, The Happytime Murders, o como la conocemos en España ¿Quién está matando a los moñecos? Esta alocada idea está dirigida por el propio Brian Henson (Los Teleñecos en la isla del tesoro), que además es el hijo de Jim Henson; el creado de los Teleñecos y Barrio Sésamo.

La película nos traslada al barrio más conflictivo de Los Ángeles, donde viven moñecos y humanos, al igual que dos detectives enfrentados. Ambos se ven obligados a trabajar junto para averiguar lo que está ocurriendo, y quién está detrás de todos los asesinatos de una antigua serie llamada La Pandilla Dicharachera que tuvo mucho éxito en os años 80.

Quizás algunos dezconozcan que esta película es real, pero no se trata de una parodia ni mucho menos. Es un proyecto realmente serio, siendo la película más censurada de la cartelera, porque los moñecos superan a los Teleñecos y Barrio Sésamo, que pretende revolucionar la cartelera de la manera más políticamente incorrecta.

Sexo, alcohol, drogas y moñecos es la mezcla explosiva que se necesita para un proyecto tan macarra como este. Melissa McCarthy (Cazafantasmas) interpreta a la detective Connie Edwards, que es la contrapartida del del detective Phil Phillips, el moñeco a quien le pone voz Bill Barretta (el cual ha trabajado en la franquicia de los Teleñcos durante mucho tiempo). Ambos, con sus propios problemas, son los protagonistas de esta historia en la que no se cortan ni un pelo con los diálogos. Tendrán que aprender a poder dejar sus diferencias de lado para lograr su objetivo, lo cual les hará muy difícil su convivencia y su trabajo como compañeros.

El elenco lo completan Elisabeth Banks (Dando la nota) como Jenny, Maya Rudolph (La boda de mi mejor amiga) como la seceretaria de Phil llamada Bubbles, Joel McHale (Expediente X) como el agente Campbell y no menos importante, la gran figura de Leslie David Baker como el teniente Banning.

Esta cinta no pretende en ningún momento tener una trama seria ni nada por el estilo. Es una comedia satírica que se mete con muchos temas que afectan a la convivencia de los humanos y los moñecos. Pero la verdad es que desde comienza, te sumerges en un mar de risas durante la hora y media que dura. Una duración que la verdad es perfecta para lo que ofrece, sin llegar a hacerse pesada en ningún momento.

Aunque también hay que destacar que por nuestra parte la hemos visto en versión original, y por tanto no conocemos si en el doblaje cambian diálogos para ser adaptados. Con lo cual ese punto puede ser tanto un inconveniente como una ventaja., pero solo lo sabremos viendo las dos versiones. Aún así, en versión original, ya no es que sean la voces originales de los actores.

Otro punto que hay que tener en cuenta que está muy bien elegido, es la banda sonora, con muchos temas conocidos de diversos artistas que hacen que las situaciones sean más desternillantes aún. Y si a eso le sumas lo que ocurre en ciertas escenas… Es maravilloso. Ah, cuando estéis en el cine recordad quedaros, que durante los créditos hay una cosa muy divertida.

Finalmente, uno de los sueños de Jim Henson que tenía en mente con sus creaciones al final ha salido adelante gracias a su hijo. Recomiendo encarecidamente a los fans de los Teleñecos y de Barrio Sésamo que vayan a verla, porque les va a encantar si les mola el humor negro políticamente incorrecto. Y ya que estamos, no estaría de más ver una serie o una segunda parte con este tono de la película.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: