‘Dark’, la serie de viajes en el tiempo y paradojas de Netflix

‘Dark’, la serie de viajes en el tiempo y paradojas de Netflix

Hablar de Dark como tal puede resultar complicado, difícil y osado. En esta entrada no pretendo explicaros Dark porque mi intención es dedicarle un homenaje a tan fantástica serie, explicando de qué va, qué me ha parecido y qué he entendido. Lo más importante si decides ver la serie, es dedicarle toda tu atención y tener paciencia, porque Dark se cuece a fuego lento. Hay que verla, disfrutarla e interiorizarla.

Si quieres saber más, Netflix pone a nuestra disposición esta web para ir atando cabos.

— Esta entrada contendrá bastantes spoilers. —

Dark-concdecultura14

Sinopsis

2019. En Winden, un pequeño pueblo alemán que carga con una extraña y trágica historia, cuatro familias se sumergen en la búsqueda de un niño que ha desaparecido de forma misteriosa. A medida que avanza la trama, descubrirán que esta tragedia abarca diferentes generaciones.

“El final es el principio. Y el principio es el final”

La familias implicadas

Para hacer una presentación más fácil, presentaremos a las 4 familias importantes y principales que vamos a acompañar en este paradójico y enrevesado universo:

La premisa de Dark puede parecer muy básica: estamos ante un pueblo ficticio ubicado en Alemania llamado Winden, donde «nunca pasa nada», hasta que pasa. Con el punto de partida de las desapariciones, la serie va a ir hacia adelante y hacia atrás en tiempo y espacio, hasta que en tu cabeza, como buenamente puedas, enlaces todas las ramificaciones y le des forma.

 

Opinión

  • Primera temporada (10 capítulos)

En esta primera temporada, Dark pone todos sus personajes en el tablero para que los conozcas: las familias Kahnwald, Nielsen, Doppler y Tiedemann y la relación entre ellas. Bien es cierto que los 2 primeros capítulos son muy introductorios, son necesarios para que cuando se muevan las fichas, los engranajes vayan encajando en nuestra cabeza. A medida que pasan los capítulos, nos encontraremos en todo el grueso de la serie y metidos de lleno en el desarrollo, no sabiendo si debemos mirar hacia adelante o hacia detrás, puesto que todo está conectado y es prácticamente imposible «ver el principio».

Aunque todos son protagonistas y tienen su importancia en este tablero, los que más voy a resaltar son Jonas Kahnwald, Martha Nielsen y Claudia Tiedemann, al ser los pesos pesados y los que, aunque quieran dejarse llevar por sus emociones, instintos y deseos, son los que más sacrifican.

Ante la desaparición de Mikkel Nielsen, Jonas Kahnwald seguirá su pista. Tras hilar y atar cabos, descubre los pasadizos secretos que se esconden tras la cueva donde desapareció. Jonas será transportado a 1986, donde verá las versiones «jóvenes» de todos a los que conoce ahora. Cual es su sorpresa, cuando descubra que Mikkel Nielsen en el futuro será su padre, Michael Kahnwald. En ese punto hay una confusión entre la ética y la moral, puesto que Jonas se preguntará qué es «lo correcto»: si ayudar a Mikkel a volver a 2019, o sacrificarse él, y no llegar a nacer.

Martha Nielsen, la hermana de Mikkel, es a la vez el interés amoroso de Jonas, algo mutuo e inevitable, ya que la atracción y el amor que les une, es prácticamente imposible de romper, pero imposible de ejecutar. Por otro lado, tenemos a Claudia Tiedemann, la jefa de la central nuclear, uno de los puntos clave de la serie y que luchará por romper para salvar a su hija Regina del cáncer que acaba con ella.

Las vidas de las cuatro familias comienzan a desmoronarse a medida que los lazos entre los niños desaparecidos y las historias de la ciudad y sus ciudadanos se hacen evidentes. Los habitantes de Winden desconocen que entre ellos conviven viajeros en el tiempo, que están ocasionando acciones y situaciones que dejan huellas para que nuestros protagonistas sigan el curso de los acontecimientos y se vuelva a repetir el ciclo.

Dark deja claro que cada acción conforma y conlleva una nueva realidad, de la que la persona que la lleva a cabo se verá afectada, así como los de su alrededor.

  • Segunda temporada (8 capítulos)

Esta segunda temporada es muy interesante, puesto que los personajes de la época «actual» (2019) prácticamente conocen el agujero de gusano que gobierna el pueblo por el que están condenados a actuar de una manera u otra.

Las familias siguen intentando conseguir reunirse con sus seres queridos desaparecidos, e incluso enfrentarse al destino que tantas veces han tenido que sufrir. Se exploran los años 2020, 1987 y 1954. Conoceremos el grupo secreto Sic Mundus y su líder, Adam, que no es ni más ni menos que Jonas de anciano. Adam quiere destruir por todos los medios los viajes en el tiempo creando un apocalipsis con el fin de que el pasado, el presente y el futuro se unan. A su vez, escucharemos repetidamente la frase “Sic mundus creatus est” («Así fue creado el mundo») continuamente conectado con el concepto del origen, sumado al símbolo del Uróboros (la serpiente que se come su propia cola) y a la que se aferra el hilo rojo conductor y conector del laberinto desde las cuevas a las diferentes épocas.

Finalmente, el día del apocalipsis llega. Antes de que se cumpla, Jonas es salvado por Martha, una de un universo paralelo y lo lleva consigo, al 2019 del que proviene ella. Sin embargo, Winden es destruido y muchos habitantes mueren.

Es muy muy interesante acompañar a nuestros protagonistas cuando conocen a su «yo» del futuro. Les conocen en unas situaciones inverosímiles, llegando a pensar «¿Cómo he podido acabar así?» o «¿qué me habrá pasado para llegar a pensar en esto que mi «yo futuro» me está diciendo?».

«Lo que sabemos es una gota, lo que ignoramos un océano»

 

  • Tercera temporada (8 capítulos)

Este mundo es muy parecido al que ya conocemos, ya que tanto los planos visuales, como las acciones de los personajes, están representados nuevamente, haciendo que el espectador tenga una especie de dèjá vu.

Descubrimos que hay otro mundo paralelo, o mundo espejo del mundo inicial, donde gobierna Eva, una Martha anciana. Eva protege sus ideales de mantener todo los acontecimientos tal como están dictados. Martha, de este mundo, y Jonas, del mundo inicial, tienen un hijo. Eva usará a su hijo para prevalecer todas las relaciones y siga el curso de repetición. No obstante, Jonas no existe, puesto que Mikkel Nielsen no viaja al pasado y Martha toma el relevo como viajera en el tiempo. Comprobamos que hay otras parejas o relaciones, pero muy parecidas al primer mundo conocido. Dark vuelve a recordarnos que el destino tiene un peso en esta serie.

Ante este juego de ajedrez, donde Adam y Eva «mueven» a los personajes, Claudia Tiedemann añade que «nada está completo sin una tercera dimensión«. Aquí, Claudia establece que nos regimos siempre por dualidades (blanco/negro, luz/oscuridad, el mundo de Adam o el mundo de Eva). Descubrimos lo que podemos considerar el inicio real: el deseo de H. G. Tannhaus.

Puede que suene extraño, pero lo que mueve la serie, no es ni más ni menos que el amor. Ante la pérdida de su hijo, nuera y nieta, el relojero H. G. Tannhaus crea la máquina del tiempo para poder recuperarlos. Al iniciar esta romántica y trágica idea en el llamado Mundo Original, lo que hace es crear dos mundos, con mismas finalidades pero con distintos medios, donde nuestros protagonistas están atrapados a repetir la historia hasta la eternidad. No obstante, la impecable Claudia Tiedemann, encontrará un error en la matriz, de duración de 1 segundo, y será el momento donde se puedan crear realidades diferentes.

Jonas y Martha saben que los dos mundos no se pueden salvar, si no destruir, por lo que accederán a la petición de Claudia. La pareja consigue romper el bucle infinito al que están obligados a repetir, y consiguen evitar que el hijo de H. G. Tannhaus no muera. El mundo original no se desdoblará, y ellos, dejarán de existir.

Dark-concdecultura09

 

«Lo importante no es dónde, sino cuándo»

 

Conceptos y detalles importantes de la serie

  • Los creadores de la serie, Baran bo Odar y Jantje Friese, tienen como referencias series como ‘Twin Peaks’ y ‘Lost’, en el cine a directores como Martin Scorsese y David Fincher y películas como ‘Regreso al futuro‘.
  • Toman como punto importante el concepto «agujero de gusano» de Einstein y Rosen para viajar en el tiempo. Explicaban cómo podrían estar conectados dos universos y, a través del núcleo de un agujero negro, fuera posible viajar en el espacio-tiempo. En la serie, representado en la central nuclear y las cuevas, así como la máquina del tiempo creada por H. G. Tannhaus.
  • Tal como se nos plantea en los primeros capítulos, Jonas no lleva de vuelta a Mikkel a 2019, por lo que tenemos el primer punto de que vuelve a ocurrir lo que ya ocurrió. Inspirado en el eterno retorno tratado por Nietzsche en su obra ‘Así habló Zaratustra’, la serie nos indica que el tiempo es circular, que no existe un principio y un fin, sino que los sucesos vuelven a repetirse de manera cíclica sin alterarse.
  • El mito de Ariadna, Teseo y el Minotauro está representado en la serie por Martha, Jonas y Adam respectivamente. Aquí aplicamos el concepto del hilo rojo, de que todo está conectado con un hilo que no se puede romper, un «vínculo invisible».
  • Se habla también de la paradoja del gato de Schrödinger, ocurriendo el desdoblamiento en dos mundos.
  • Todo gira alrededor del número 33. Las diversas interpretaciones de este número son: La edad de Jesucristo cuando fue crucificado, en la numerología alude al equilibrio y al amor o el tiempo que tarda la luna en concordar con el sol.
  • La triqueta es utilizada para explicar el bucle infinito que se crea entre los periodos de 33 años y conecta pasado, presente y futuro.
  • La tabla Esmeralda, un texto breve, de carácter críptico, atribuido a Hermes Trismegisto, cuyo propósito es revelar el secreto de la sustancia primordial y sus transmutaciones.

«Si supiéramos cómo termina todo, adónde nos llevará nuestro viaje ¿tomaríamos las mismas decisiones o elegiríamos un camino distinto?»

Dark-concdecultura20

 

La intención de la serie. Interpretación personal.

Dark es una serie que establece un montón de situaciones que nos podemos sentir representados al 100%.

Algo que deja claro la serie, que no hay «buenos y malos»: hay deseos, intenciones, miedos, supervivencia, empatía, generosidad y actuar según lo que consideras correcto. Las luchas constantes con uno mismo, de lo que quieres hacer y de lo que debes hacer. El peso de las elecciones, intentar evitar el destino al que estamos predestinados, salvar a nuestros seres queridos, querer saber más de nosotros de cara al futuro, qué escogemos, qué queremos y por qué lo queremos. Todo esto está representado en absolutamente todos los personajes. Todos somos víctimas y verdugos de nuestras acciones, de cara a nosotros y de cara a nuestro alrededor, puesto que cada paso que damos, conforman una nueva realidad.

Dark te da la opción que en otros viajes en el tiempo no te da, que es hablar con tu yo infantil o adulto, según la época en la que viajes. Siempre hemos entendido que dos personas iguales no pueden coincidir o interactuar en el mismo espacio-tiempo, y menos para «modificar» pasado o presente. La serie te indica que incluso es necesario que te encuentres contigo mismo, para que te oriente y te guíe hacia el fin común.

¿Es posible cambiar el destino? ¿cambiarías lo que ya has hecho sabiendo lo que ocurre? ¿ética o moral, qué pesa más? Si te gustan las paradojas, los viajes en el tiempo, las teorías, interiorizar, interpretar, los entresijos, replantearte absolutamente todo y que te sorprendan, Dark es tu serie.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: