El Fuego camina con nosotros: Sitges homenajea a David Lynch

El Fuego camina con nosotros: Sitges homenajea a David Lynch

Hablar de David Lynch es hablar de historia de la televisión. Al igual que lo es hablar de ‘Twin Peaks’, una serie que marcó un antes y un después en los 90. Ahora, el directo de ‘El hombre elefante’, película que se podrá ver en el Festival de Sitges 2020, recibe el Gran Premio Honorífico de esta edición.

Sin embargo, aunque el filme del director es un clásico imprescindible dentro de su filmografía, nosotros queremos hablaros de la serie que lo encumbró: ‘Twin Peaks’. En 1990, llegaba a la pequeña pantalla una serie creada por David Lynch y Mark Frost,  ambos tenían experiencia trabajando en cine y tv, Frost escribía guiones para una de las mejores series policíacas en la historia de la televisión, nos estamos refiriendo claro está a Canción Triste de Hill Street (Hill Street Blues), mientras que Lynch se había encimbrado con Dune y Corazón salvaje, no fue hasta después de Twin Peaks, que trabajó en tan sólo dos series para tv: On the Air y la miniserie Hotel Room.

Laurapalmerconcdecultura

Automáticamente, ‘Twin Peaks’ se convirtió en una serie de culto y la banda sonora, compuesta por Angelo Badalamenti que también había compuesto varios temas para series, compuso una de las sintonías más recordadas en una serie de tv, más tarde Lynch le encargaría a Chris Isaak el tema Wicked Game para la película Twin peaks: El fuego camina conmigo, que nos sumergía un poco más en el personaje de laura Palmer. La serie, dramática y surrealista a partes iguales, conseguía enganchar al espectador semana tras semana, planteando más dudas e incognitas que respuestas, e incluso nos mostraba a uno de los asesinos más terroríficos: «Bob» (Frank Silva, colaborador en otras películas de Lynch en art department) pero más inquietante que Bob era la estética y el peculiar sentido del humor y el surrealismo que Lynch dotó a la serie, llena de momentos oníricos, histrionismo y rarezas

Kyle Maclachan interpretaba al agente Dale Cooper, que investigaba la muerte de Laura Palmer (Sheryl Lee) en la ciudad de Twin Peaks, rodeada de gente peculiar y con un halo de misterio. Rodada con una estética onírica y de misterio, y con un crimen que conmovió a toda una generación de espectadores, cambió el paradigma de las series de televisión.

Twin Peaks - Fire Walk With Me

David Lynch supo mezclar el misterio, con el drama, el suspense y el surrealismo, que en ocasiones contaba con ciertos golpes de humor, a la vez que conseguía generar y mantener el interés de los espectadores, que capítulo a capítulo se hallaban cada vez más y más inmersos haciéndose la pregunta con la que comenzaba la premisa de la serie: ¿Quién Mató a Laura Palmer?

Personajes como Bob, Leland y Sarah Palmer, Shelley Johnson,  Albert Rosenfield, El Hombre de otro sitio, e incluso el mismo Lynch, consiguieron formar unos personajes y entramados con los que se generaban más preguntas que respuestas a la muerte de Laura Palmer. ¿Jugaban al despiste? O ¿Acaso había algo que se nos escapaba? Lo cierto es que no lo sabemos, y ¡NOS ENCANTA! Porque supone algo muy diferente a lo que estamos acostumbrados como espectadores. ¿Recordáis el final donde Laura le decía a Cooper que se verían pasados 25 años?

Regresa a Twin Peaks con la 3ª temporada en blu ray y dvd

Pues así fue, Lynch volvía junto a Frost con una nueva temporada de la serie que marcó un hito televisivo para hacerlo de la única manera posible. Por la puerta grande. Y vaya si lo hizo. fascinante e inquietante a partes iguales. Supieron retomar las riendas y reconectar con los seguidores de la serie: El primer episodio, comenzaba con un breve prólogo casi profético que, nos devuelve al agente Cooper en la habitación roja, para después volver a escuchar la música de Angelo Badalamenti, esa mítica sintonía que hace que a uno se le ponga el pelo como escarpias.

Lynch hace gala, los planos y perspectivas que en ocasiones resultan hipnóticos y seductores, dan una sensación al espectador de onirismo, que no puede evitar sentirse atraído por el «que va a ocurrir a continuación». ha sabido muy bien, cómo encauzar por completo las nuevas tramas con la esencia clásica, dándole un tono moderno y respetando la propia mitología de la serie.

Twin Peaks es un puzzle cuyo entramado es obscenamente complejo, cada episodio, cada detalle que ocurre es una pieza de un todo, que no permite al espectador ver más que un esbozo, y sólo lo que quieren que vea; nuestro consejo es no intentar comprender absolutamente todo lo que pasa, pero si estar atentos a las pistas que van dejando a lo largo de todos y cada uno de los episodios.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: