El legado de Run Lola Run: uso del tiempo e influencias actuales

El legado de Run Lola Run: uso del tiempo e influencias actuales

Run Lola Run es una película alemana del año 1998. Se trata de un drama con toques de suspense y ficción, donde se cuenta la historia de Lola y Manni, una pareja de criminales que tiene solamente 20 minutos para conseguir 100.000 marcos antes de que ocurra una catástrofe.

El tiempo como el recurso narrativo más importante


Con dirección y guion de Tom Tykwer, Run Lola Run es una película que juega con la concepción del tiempo como método para reflejar su premisa. Lola recorre el mismo espacio de tiempo tres veces, pero nunca lo hace de la misma manera, y según sus decisiones se producen cambios en el desenlace de la historia. Por tanto, es una película que habla sobre cambios y posibilidades.

dead-anatomy1-videoSixteenByNine3000-v2

Run Lola Run usa un ritmo frenético, con jump cuts y movimientos de cámara dinámicos. Más aún en las escenas de Lola corriendo. No hay interés en que el espectador admire el espacio o a los mismos personajes. Lo único que se pretende es crear angustia sobre el tiempo construido para contar la historia.

Los flashbacks o flashforwards son esenciales en Lola Rennt, sobre todo con esos personajes secundarios que la protagonista se va cruzando en cada reinicio. Porque implementan todavía más esa importancia del tiempo, los cambios y decisiones de Lola.

Lo mismo ocurre cuando el tiempo se para o se invierte. La historia acoge mucho más sentido para el espectador. Entiende que lo que sigue será siempre inesperado, siempre diferente de alguna manera. Que la historia funciona como un videojuego.

De hecho, por eso creo que se incluye esa pequeña secuencia animada. Funciona como una representación más para entender el concepto de reinicio de la película.

Estilos actuales influenciados por Run Lola Run


bob

Las primeras imágenes de la película establecen el tono, estilo y estética. Con cortes muy rápidos, planos cortos, ángulos muy variados para recalcar esa confusión en el espectador, y zooms (in and out) muy apresurados. Es inevitable relacionar este tipo de técnicas con un director actual que prácticamente se caracteriza por el uso de todas ellas: Edgar Wright.

Tanto él como Lola Rennt hacen uso de mini secuencias de montaje; llenas de energía y hechas para los momentos menos esperados. Con ello, también recurren al sonido para llamar aún más la atención. Y de esta manera se superponen efectos mucho más llamativos (el sonido del teléfono, las voces, etc) en los sonidos de acciones comunes que se ven todos los días.

Run Lola Run sirvió como inspiración para la cinta El efecto mariposa (2004), que también emplea el mismo uso del tiempo según las decisiones del protagonista. Ambas rompen con el molde de historia lineal, y por el contrario se construyen con una historia en espiral.

Aquí, el personaje vuelve una y otra vez a un único acontecimiento o recuerdo y en cada ocasión lo explora a niveles más profundos.

1035185

Run Lola Run es una película que presentó un conjunto de técnicas totalmente diferentes a la hora de contar una historia tan poco convencional, y acabó por influenciar el estilo narrativo de multitud de películas posteriores en cuanto a montaje, dirección y uso del tiempo.

Sin duda, Run Lola Run es una película curiosa a la que merece la pena echarle un ojo.

Puedes encontrar más artículos así en la web: ConCdeCultura

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: