Entrevista especial a David Hebrero, cineasta español que nos habla de su recorrido y la industria actual

Si os hablo sobre David Hebrero, puede que así de primeras no os suene el nombre. Pero cuando os digo que se trata de un joven cineasta español establecido en el corazón de la industria cinematográfica (Los Ángeles) y con nombre en numerosos proyectos audiovisuales desde la temprana edad de los 15 años, la cosa cambia.

Y es que hace unos días tuvimos la oportunidad de realizar con él una entrevista muy especial, donde hicimos un repaso de su carrera, hablamos sobre la industria actual y nos dio su punto de vista acerca del mundo audiovisual al que nos enfrentamos hoy día.

cc.xlarge

En primer lugar, estuvimos hablando sobre sus inicios. David hizo su primer corto, Se Busca, con 15 años, que fue distribuido por varios festivales internacionales. Cuando marchó para Estados Unidos llegó Color Blues, su siguiente proyecto cortometraje, que recibió muchos halagos en multitud de festivales afroamericanos por su profunda denuncia social y racial.

bob

David cuenta cómo inició esa pasión y cómo fue esa decisión de tirar hacia el mundo del cine antes que por cualquier otra vía:

“Empezaron las preguntas del “que vas a estudiar” y nada de los moldes establecidos (derecho, ingeniería) tenían mucho sentido para mí. Como por segundo de la ESO tenía un profesor de inglés que nos ponía películas antiguas, y yo empecé a maravillarme. Investigué un poco por mi cuenta y ya fue ver Funny Games de Michael Haneke cuando me topé con ese click. Antes de eso era una curiosidad ardiente, pero con esa película yo me di cuenta de que tenía que hacer eso.”

El año pasado vio la luz su primera película como guionista y director; Dulcinea. Se trata de una historia de amor con tintes de ficción y una amplia muestra de la cultura española en un claro homenaje al Quijote.

Aquí el trailer:

¿Cómo inició la idea de Dulcinea? ¿Qué inspiró esta historia a nivel personal?

“Pues ya llevaba viviendo en Estados Unidos un año, y uno de mis mejores amigos y yo estábamos un poco cansados de la ruta común para hacer cine, así que empezamos a hablar de hacer algo por nuestra cuenta. Algo pequeño, entre amigos. Pero eso pequeña idea empezó a evolucionar. Ya sabíamos que queríamos hacer una historia de amor, pero todavía queríamos indagar más. Entonces surgió El Quijote y fue cuando me enteré que mi amigo no había oído hablar nunca de él, cuando tomé la decisión de conducir la película por ese territorio.”

¿Y cuál dirías que fue un gran reto a afrontar para el desarrollo de la producción, si es que hubo alguno así muy grande?

“No fue una producción al uso. No teníamos detrás una productora que nos fuera marcando el tiempo y los días. La hicimos un poco con nuestras normas y se convirtió en una experiencia muy diferente a cualquier otro proyecto. Nos tiramos casi dos años rodando. Fue un proceso muy libre con lo bueno y lo malo que eso supone.”

cc.xlarge

David lleva viviendo en Los Ángeles cinco años desde que tomó la decisión de continuar sus estudios allí. Por ello, habló acerca de su experiencia en cuanto a la oportunidad de marcharse al extranjero y como notó el cambio a la hora de adaptarse.

“Siempre tuve la idea de estudiar algo en Estados Unidos. A mí siempre me ha encantado el cine americano. Se me presentó la oportunidad; me dieron una pequeña beca y en un principio iban a ser tres años, pero al final acabaron siendo nueve meses. Aunque debo decir que la experiencia de estudiar no fue la mejor. Yo con las escuelas de cine tengo una relación amor/odio.”

“Y el cambio fue fuerte en todos los sentidos. Es una ciudad muy dura en la que vivir, porque todo el mundo está aquí para hacer lo mismo que tú. Es una ciudad de pocos amigos al principio.”

¿En cuestión de oportunidades laborales ves EEUU como algo más abierto que España, o más complicado?

“Hay una ventaja y una desventaja. La ventaja es que es muy fácil empezar a trabajar aquí y muy difícil empezar a trabajar en España. No es que haya un nivel bajo de cine, sino más bien hablamos de un nivel bajo en la parte laboral. No hay rodajes pequeños que te paguen lo suficiente para pagarte la vida. Aquí en LA es todo lo contrario. Hay rodajes todos los días y de todos los niveles.”

580b585b2edbce24c47b2480.png

¿Y tú dónde pasas más tiempo trabajando, en España o Estados Unidos?

“Donde paso más tiempo ganando dinero es en EEUU. Donde paso más tiempo haciendo mis proyectos es en España.”

Además de escribir y dirigir también he visto que estás muy metido en el tema de la dirección de fotografía. ¿Es eso lo que más te interesaría profundizar o estás abierto a otras áreas? ¿Seguirás escribiendo y dirigiendo?

“A mi gusta explorarlo todo. Pero la dirección de foto empezó como una necesidad para buscar trabajo aquí. Me gustó mucho el tema y sigo haciéndolo. Al final sé que todo se cierra en dirección, guion y fotografía. ¿Me veo haciendo dirección de arte y vestuario? Rotundamente no. Soy una cabeza loca y quiero saber de todo.”

2017092418859288_1506269674_asset_still.png

Hablemos sobre Paralelos, tu último cortometraje protagonizado por Esther Acebo y Fernando Cayo, y seleccionado en Sitges.

¿Cómo fue la experiencia de trabajar con Esther Acebo y Fernando Cayo?

“Una maravilla. Lo más fácil que lo he tenido yo en un rodaje. La verdad que fue un rodaje bastante grande para ser un corto. Teníamos todo preparado, pero hasta el día de antes no sabíamos si íbamos a poder rodarlo porque en ese momento los dos estaban haciendo La casa de papel y no nos daban los horarios de los actores. Pero es muy fácil trabajar con gente a la que no tienes que indicarle prácticamente nada. Hablas con ellos de los personajes y demás, pero al final todo es muy fácil y rápido. Y trabajar con ellos fue un lujo.”

580b585b2edbce24c47b2480.png

¿Y tus próximos proyectos? ¿En qué andas trabajando ahora?

“Tocando mucha madera, cuando todo esto del virus acabe, puede que haya película este año. El mundo del cine es tan etéreo que hasta que no estemos en el día uno de rodaje no confías. Pero queremos rodar algo para este año o el que viene.”

¿Y tú escribes, diriges o no se puede decir todavía?

Lo he co-escrito con mi compañero Javier Quirán. Juntos también hemos escrito Paralelos. Lo voy a dirigir yo y lo va a producir él.

Y ahora, entrando más a la industria del cine que todos consumimos día a día, siendo tu alguien que lleva moviéndose en ella desde muy joven: ¿Cómo ves el cine actual? ¿Crees que es más abierto o más cerrado en el tema de historias?

“Yo lo veo bien. Sí que hay una sobre saturación de contenido, pero creo que cómo público debemos saber diferenciar lo que queremos ver en cada momento. Hay veces en las que solo queremos ver una película para echarnos unas risas y otras en las que buscamos una experiencia. Hay una separación y no puedes meter todo en la misma cesta. Es cuestión de saber que ver en cada momento.”

¿Y crees que hoy en día, con tantísimo contenido que hay, el cine debe ser más para entretener o hacer pensar al púbico y conectar emocionalmente?

“El cine comercial cada vez se vuelve más caro y estándar porque hay que crear una fórmula que venda y haga dinero, sobre todo ahora con las plataformas. Por eso hoy en día es más difícil arriesgar en cine y más fácil para plataformas. Yo creo que se necesita de todo. No fallan el tipo de películas que se hacen, sino la educación audiovisual del público. ¿Cuál es el problema? Que la gente diferencia entre película comerciales y películas raras. Y yo soy el primero que me como las películas de Marvel, pero también me encanta una película de Lars von Trier. El cine no tiene que ser solo arte.


El nombre de David figura en cantidad de proyectos audiovisuales de todo el mundo, pasando por diferentes puestos detrás de las cámaras. David empezó muy joven, y anima a todos aquellos con la misma pasión que él a iniciar cuanto antes. Color Blues, Dulcinea o Paralelos son algunas de sus creaciones más sobresalientes, y puedes verlas pinchando en sus nombres o en la web oficial de David Hebrero.

RELACIONADO – Film Shooting in Spain – El futuro audiovisual entre España y Estados Unidos

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: