Especial Harry Potter: Lord Voldemort

Especial Harry Potter: Lord Voldemort

Hoy os traemos un especial sobre uno de los villanos de la literatura más conocidos, el que no debe de ser nombrado.

Voldemort, el heredero de Salazar Slytherin, desde siempre aspiraba a la inmortalidad, la dominación del mundo mágico y la limpieza de sangre, ya que creía que sólo los magos y brujas de sangre pura (padre y madre magos) deberían existir en el mundo mágico.

Su propósito por lo tanto era eliminar a los muggles (gente no mágica) y ‘sangre sucia’(nacidos de muggles), a su vez dando odio hacia los mestizos(nacidos de muggle y mago)

En este especial hablaremos de sus familiares, sus años en Hogwarts (a su vez de los horrocrux que creó), la primera y segunda guerras mágicas, su primera derrota y su derrota final. No entraremos muy en detalle de otros acontecimientos, solo nos centraremos en su vida.

Hablando así, de muchos detalles que no salieron en las películas.

 

Familiares y primeros años

Su madre era Mérope Gaunt, descendiente directa de Salazar Slytherin, que vivía con su padre que la despreciaba llamado Marvolo y su hermano llamado Morfin, ésta se enamoró de Tom Riddle Sr, un muggle, esto hizo que su padre todavía la despreciara más ya que eran una familia de sangre limpia.

Cuando se llevaron a su padre y hermano a Azkaban, Mérope realizó un filtro de amor para hacérselo beber a Tom Riddle Sr para que se enamorase de ella.

Se casaron y ella quedó embarazada, ella creyó que si le dejaba de dar el filtro él estaría con ella, cosa que se equivocó y al dejar de darle el filtro él la dejó. 

Dejándola a ella sumida en la tristeza dió a luz a Tom Marvolo Riddle en el orfanato Wools el 31 de diciembre de 1926 y murió. 

Estuvo durante 11 años de su vida viviendo en ese orfanato y haciendo maldades a sus compañeros, cabe destacar que a causa de ser enjendrado bajo un filtro de amor eso provocó que no tuviera la capacidad de amar, es decir, no podía sentir ese sentimiento. 

 

Estudiante de Hogwarts

Al cumplir los 11 años, Albus Dumbledore que en ese momento era profesor, le llevó la carta de admisión a Hogwarts donde le dijo que le ayudarían al dominio y uso de la magia.

En sus años en Hogwarts, fue seleccionado para la casa Slytherin, Tom realizó maldades junto con sus nuevos seguidores, que luego serían llamados Mortífagos, y se volvió el alumno predilecto de muchos profesores, destacar a Horace Slughom. 

Durante el verano anterior al quinto año en Hogwarts, Tom creó su primer Horrocrux en el anillo de su abuelo Marvolo Gaunt al matar a su padre.

En el quinto año en Hogwarts Tom abrió la cámara de los secretos al ser el descendiente de Salazar Slytherin, liberando al basilisco, éste mató a una alumna llamada Mirtle que todo el mundo llamaba Mirtle la llorona, de esta forma creó su segundo Horrocrux en su diario.

Como la escuela amenazaba con cerrar tras lo sucedido y era lo único que tenía, culpó a Rubeus Hagrid del incidente, el cual ocultaba una pequeña acromántula llamada Aragog en el castillo.

Como consecuencia Hagrid fue expulsado, aunque posteriormente Dumbledore vigiló  a Tom días y noches enteras después del incidente y logró demostrar que Hagrid era inocente.

Años Posteriores

Unos años después de haberse graduado, intentó trabajar en Hogwarts como profesor de Defensa contra las Artes Oscuras, a lo que el director de aquel entonces (Armando Dippet) le negó el puesto.

Trabajó entonces durante mucho tiempo haciendo encargos en Borgin y Burkes donde uno de los encargos lo llevó a Hepzibah Smith, la descendiente de Helga Hufflepuff que le enseñó la Copa de Hufflepuff y el Guardapelo de Slytherin (años antes le había pertenecido a su madre Mérope).

Él la mata envenenando la para llevarse esos dos objetos y convertirlos en Horrocruxes, modifica la memoria de la elfa doméstica de Smith para hacerle creer que ella la había matado sin querer.

Después de esto Tom desaparece en Albania a buscar la Diadema de Rowena Ravenclaw para también convertirla en Horrocrux, que sabia de su ubicación gracias a Helena Ravenclaw, la hija de Rowena, que la engatusó para que le dijera donde estaba la diadema, pues ella se acabó convirtiendo en el fantasma de la casa Ravenclaw la dama Gris.

Luego, decide volver a Hogwarts para ver si el nuevo director Albus Dumbledore le deja ejercer de profesor a lo que se niega rotundamente ya que no se fiaba de él.

Durante esa época se cambió el nombre, al que repudiaba como vulgar nombre muggle usando un alagrama del mismo ya que si ponía ‘I am Lord Voldemort’ formaba Tom Marvolo Riddle. 

 

Primera Guerra Mágica

 

Durante once años desde 1970 a 1981 Voldemort dominó el mundo de los magos, sumiéndolo en la oscuridad y el terror, valiéndose de su grupo de seguidores, los Mortífagos y de criaturas abominables como gigantes, acromántulas e incluso dementores.

En sus tiempos de gloria, su señal era la marca Tenebrosa.

No obstante, Voldemort se enteró a través de una profecía de que un niño iba a representar un obstáculo para su rápido ascenso al poder.

La profecía que predijo Sybill Trelaway antes de ser profesora de Hogwarts decía:

»El único con poder para derrotar al Señor Tenebroso se acerca. Nacido de los que lo han desafiado tres veces, vendrá al mundo al concluir el séptimo mes… Y el señor Tenebroso lo señalará como su igual, pero él tendrá un poder que el Señor tenebroso no conoce… y uno de los dos deberá morir a manos del otro, pues ninguno de los dos podrá vivir mientras el otro siga con vida…»

El niño que elige como representante de esta profecía es Harry Potter, aunque también pudo elegir a Neville Longbottom, aún así eligió a Harry ya que la madre de este era nacida de muggles y por lo tanto como él era también mestizo pensaba que la profecía se refería a eso en cuanto al ‘señalarlo como su igual’.

 

Primera Derrota

Decidido a eliminar la amenaza, el 31 de octubre, Voldemort acude a la casa de los Potter, en el Valle de Godric, donde ellos estaban escondidos bajo un poderoso encantamiento (Fidelio), pero gracias al soplo de uno de sus secuaces (Peter Pettigrew/Colagusano)descubre donde estan, mata a los padres de Harry, empezando por su padre, James, quien creyendo estar totalmente protegido se descuidó y olvidó su varita por lo cual Voldemort lo mata fácilmente.

Después va a por el niño, pero la madre se interpone y pide a Voldemort que la mate a ella en vez de al niño, este le dice a ella que se aparte, ya que uno de sus sirvientes llamado Severus Snape le había pedido que no hiciera daño a Lily, pero ella se niega y Voldemort la mata.

Lo que desconocía Voldemort, es que el sacrificio de su madre protegía a Harry con magia antigua, por esa razón, cuando Voldemort lanza la maldición Avada Kedavra, ésta le rebota y queda así convertido en nada, en un ser que no tiene cuerpo físico y que no puede valerse por sí mismo, además que gracias a esto Voldemort pierde una parte de su alma que se le transfiere a Harry. 

Con esto, aparte de concederle a Harry el don de hablar con las serpientes (lengua Parsel) y poseer una conexión directa con la mente de Voldemort (especialmente cuando siente un pensamiento intenso), hizo a Harry por medio de la cicatriz el penúltimo horrocrux que este no planeo hacer.

 

Resurgir

Voldemort pasó diez años (desde 1980 hasta 1990) escondido en distintos bosques y países principalmente en el bosque de Albania.

Durante este tiempo usó cuerpos de diferentes animales, sobretodo serpientes, así creando su séptimo que él creía sexto y único ser viviente Horrocrux, su fiel serpiente Nagini.

Allí conoció al profesor Quirinus Quirrell, quien estaba de viaje durante las vacaciones de verano, la influencia de Voldemort sobre él hizo que accediera a enseñar en Hogwarts Defensa contra las Artes Oscuras en el primer año en el primer año de Harry Potter en la escuela.

En ese momento, vivía como un parásito en el cuerpo de Quirrell, especialmente en su nuca, logra mantener esta unión bebiendo sangre de unicornio, que garantiza la inmortalidad a un alto coste, ya que obliga a una vida maldita.

En ese año intenta hacerse con la piedra filosofal ya que su elixir da el elixir de la vida, a lo que Harry y sus amigos consiguen evitarlo y le derrotan.

En el segundo año en la escuela de Harry, uno de sus mortífagos a los que Voldemort le confío su diario llamado Lucius Malfoy deseando que ese objeto se usara de arma contra Arthur Weasley sin saber realmente lo que era, escondió el diario en el caldero de Ginny Weasley, el fragmento del alma de Tom Riddle poseyó a Ginny y, a través de ella, reabrió la Cámara de los Secretos. 

Al final del año Harry consigue salvar a Ginny matando al Basilisco y destruyendo el diario con un colmillo de Basilisco destruyendo así el primer horrocrux. 

Dumbledore así tuvo el indicio de que seguramente el diario era un Horrocrux y que seguramente había creado más.

Voldemort no supo que el Diario había sido destruido hasta que obligó a Malfoy a confesar, enfureciéndole profundamente la manera en la que Lucius había puesto en peligro tan descuidadamente un fragmento de su alma.

Después de algún tiempo él había perdido todas sus esperanzas de recuperar su cuerpo físico, pero gracias a Colagusano que apareció en busca de su amo, éste recupera fuerzas y se ingenia un plan para recuperar su cuerpo.

Gracias a su lacayo usando el veneno de Nagini y la sangre de unicornio consigue tener un cuerpo del tamaño de un bebé.

Posteriormente, utiliza un conjuro llamado Hueso, Carne y Sangre en el que usa un hueso del padre de Voldemort, carne de su sirviente Colagusano y sangre de Harry Potter, pensando que de esta forma tendría también la protección de la madre de Harry.

Consigue así un cuerpo entero y resurge.

Harry acaba donde el resurgir de Voldemort a causa de que la copa del torneo de los 3 magos en el cuarto libro era un traslador y que todo había sido un ingenioso plan de Voldemort y Barty Crouch hijo usando la apariencia de Ojoloco Moody. 

Harry y Voldemort se enfrentan en un duelo que termina gracias a un efecto de sus varitas mágicas llamado Priori Incantatem, que provoca que las dos varitas se conecten y provocando que Harry absorba parte de su poder, esto es causado porqué las varitas son hermanas, ya que en su interior tienen las únicas dos plumas del mismo fénix.

Durante el quinto libro, en un intento fallido de hacerse con el registro de la profecía, tiene un enfrentamiento con Albus Dumbledore tras el que finalmente huye y donde descubre la conexión de su mente y la de Harry, pero decide no seguir usándola en su provecho cuando descubre que sus intrusiones en la mente de Harry le causan un terrible daño a la proximidad al alma de Harry.

Segunda Guerra Mágica

En el último libro, la guerra continúa, Voldemort asesina a Ojocolo Moody y mediante el asesinato del Ministro de Magia pone a un ministro títere, Pius Ticknesse, a quien controla mediante la maldición Imperius, controlando así el Ministerio de Magia.

Voldemort en los últimos capítulos busca la varita más poderosa que existe, la varita de Saúco, una de las tres reliquias de la muerte, para así poder destruir a Harry Potter de una vez.

Descubre que dicha varita estaba en posesión de Albus Dumbledore, quién la había conseguido del entonces mago tenebroso Gellert Grindewald en un enfrentamiento en el año 1945.

Así que profanando la tumba de Dumbledore, Voldemort obtiene la varita.

Sin embargo, al no ser el dueño legítimo de la varita esta no actuó como él esperaba, no incrementó sus poderes ni le dió las habilidades que él deseaba, por lo tanto decide asesinar a Severus Snape, ya que él creyó erróneamente que el dueño legítimo de la varita era Snape, dado que este asesino a Dumbledore, pero el dueño real resultaba ser Draco Malfoy, ya que fue él quien desarmo a Dumbledore aquella noche en la torre de astronomía, mucho antes de que Snape lo matara.

Luego Harry desarmó a Draco quitandole su varita original, cuando estaba acorralado en la Mansión Malfoy, por lo que su lealtad había cambiado a Harry Potter. 

 

 

Derrota final

Vamos a hacer un retroceso ya que para poder derrotarlo había que destruir todos sus Horrocruxes, como ya hemos dicho, el primero que se destruyó fue diario.

El segundo Horrocrux en ser destruido fue el anillo, lo destruyó Dumbledore con la espada de Godric Gryffindor, ya que esta estaba impregnada con el veneno del Basilisco de cuando Harry la usó para matarlo.

Esto provoca que Dumbledore al ponerse el anillo hace que quede mortalmente herido por la maldición y sentenciado a morir en menos de un año, gracias a Snape consigue que ese sea el periodo de tiempo que le queda de vida, por eso, luego es Snape quien lo mata para que éste confíe ciegamente en él, pero esto, ya es otra historia, sigamos con los Horrocruxes.

Mientras Voldemort estaba buscando la varita y la forma de que esta le obedeciera, Harry, Hermione y Ron estaban buscando los Horrocrux para poder destruirlos.

El siguiente en ser destruido fue el Guardapelo de Salazar Slytherin, que después de pasar por muchas personas acabó en posesión de la odiada Dolores Umbridge (que mal me cae esa mujer…) que después de conseguirlo e intentar destruirlo de muchas formas, al final Ron lo destruyó con la espada de Gryffindor. 

El cuarto Horrocrux destruido fue la Diadema de Rowena Ravenclaw, que se destruyó sin querer en la Sala de los Menesteres con un maleficio llamado Fuego Demoníaco. 

El antepenúltimo en ser destruido fue la copa de Helga Hufflepuff que estuvo en la bóveda en Gringotts de Bellatrix Lestrange, hasta que Harry y compañía la roban y luego Hermione la destruye en la Cámara de los Secretos con un colmillo de Basilisco.  

El penúltimo Horrocrux destruido fue el que había dentro de Harry Potter, Voldemort sin saberlo lo destruye, enviando a Harry a una especie de Limbo. Él pudo regresar a su cuerpo a pesar de ser alcanzado por el maleficio asesino ya que, como Voldemort usó la sangre de Harry para recuperar su fuerza, esto protegió a Harry de ser asesinado.

También se dice que en el momento de la pelea, Harry era el legítimo dueño de las reliquias de la muerte (varita, piedra y capa) convirtiéndolo así en el amo de la muerte, y haciéndolo inmortal. 

El último Horrocrux en ser destruido fue su fiel serpiente Nagini, a manos de Neville Longbotton con la espada de Godric Gryffindor, haciendo así que Voldemort fuera de nuevo mortal.

En la último duelo entre los dos, cuando Voldemort intenta asesinar a Harry con la Varita de Sáuco, al ser su dueño legítimo, la varita se niega a atacarle, así que la maldición rebota y este muere el 2 de mayo de 1998. 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: