‘Los Inocentes’: entrevistamos al elenco

‘Los Inocentes’: entrevistamos al elenco

Recientemente pudimos entrevistar a todo el equipo de ‘Los Inocentes’, el filme dirigido por Guillermo Benet, que tras su largo recorrido como cortometrajista da el salto a su primer largometraje. Podéis leer su entrevista en este enlace. El reparto lo conforman, Olivia Delcán, Pilar Bergés, Raúl De La Torre y Susana Abaitua. Aquí podéis leer a continuación nuestra entrevista:

La película nace a partir del corto homónimo de 2018, ¿cómo os sentís al haber podido ampliar la historia?

Olivia Delcán: No sé si le historia se amplia o se vuelve más compleja y personal. En la película acompañas a los personajes en primera persona, está más dividida, la historia se complejiza porque las personas somos complejas y particulares.

Pablo Gómez-Pando: En realidad rodamos la película en primer lugar. Con todo el material que grabamos, Guille decidió realizar primero un cortometraje, que luego se amplió para dar el resultado de este largo.

Pilar Berger: En realidad nacieron a la par, como piezas complementarias. No las tratamos en ningún momento como obras distintas así que en realidad la alegría es amplificada por haber podido dar salida a ambas.

Lo primero que llama la atención es la forma de estar grabada la película, ¿fue difícil el rodaje?

Olivia: Creo que Guillermo se las apañó bastante bien para simplificar y hacer cómodo un rodaje con pocos medios y de equipo reducido. De hecho creo que esa es su virtud. Al ser tan pocos pudimos ganar en intimidad.

Pablo: La formalidad de la película combina muy bien con el contenido de la misma. Todas las decisiones están muy meditadas y Guille nos hacía partícipe de ellas. Por lo tanto, todas estas decisiones formales, en vez de ser un handicap se convirtieron en una ayuda para entrar más en la soledad y la culpa que rodea a todos los personajes.

Pilar: El rodaje fue intenso e interesantísimo. Rodábamos de noche en la misma localización, hablábamos mucho sobre los personajes y sus motivaciones, improvisábamos con toda la libertad… Fue un gusto porque Guillermo tenía muy claro lo que quería contar y cómo y, además, es un grandísimo director de actores. Sabe qué decirte para llevarte donde quiere, siempre de su mano y con un respeto exquisito por nuestro trabajo. Así que fue un gustazo de rodaje, en definitiva.

No hace falta decir que la tensión está muy presente, creando incertidumbre en los espectadores. Además al ir por «capítulos», ¿tuvisteis que repetir las escenas para poder realizar los puntos de vista de cada uno?

Olivia: No lo veo tanto como repetir escenas, más bien como repetir circunstancias con verdades distintas. Las escenas se repetían pero el punto de vista cambiaba. El encuadre cambiaba. La perspectiva cambiaba. Era otra escena.

Pablo: Eso fue una de las cosas más atractivas que tenía la película en cuanto al trabajo actoral, ya que no solo tenías que representar un carácter concreto, sino también imaginar cómo se movería ese carácter según el punto de vista protagonista de cada capítulo.

Pilar: Repetimos todo lo que hizo falta para alcanzar el ambiente justo en cada punto de vista. Pero nunca hubo la sensación de “este es mi punto de vista”, o “es el del otro”. Estábamos todos al 100% de energía y creatividad ya fuera el mío o el del compañero, porque esta historia se cuenta entre todos. Si estábamos fuera de plano estábamos igual de metidos en la historia que el protagonista del episodio.

También se observa que entre los componentes del grupo hay mucha duda, desconfianza y culpa. Bien es cierto que cada personaje tiene una virtud que les define en cuanto a esto, ¿cuál diríais que es la vuestra (en la vida real)?

Olivia: No entiendo muy bien la pregunta. En la vida real, ¿cuál es mi virtud que me define? Creo que la confianza en que todo va a salir bien.

Pablo: La culpa y el miedo son emociones que nos atraviesan a todos. Yo me siento bastante identificados con ambas. El miedo puede ser paralizador, pero si se le conoce bien también puede ser un gran aliado.

Pilar: ¿En la vida real, y en una situación como esta? No sabría responderte, porque nunca me he visto en algo así. Y creo que todos pensamos que actuaríamos de una manera y luego quizá nos sorprendieramos al actuar de otra completamente diferente.

El comportamiento y la relación que mantienen los personajes hacen ver que estamos ante un reflejo de una generación concreta. ¿Os sentís identificados/as con ella?

Olivia: Sí. Sobre todo con el personaje de Violeta. Siento mucha empatía hacia ese personaje. Creo que, sin duda, es la más madura del grupo. Ella decide quedarse en la casa y su papel al hacerlo es el más difícil. Creo que, como sociedad, mantener esa templanza y esa calma es admirable.

Pablo: Quizás en nuestra generación haya un mayor individualismo y una tendencia a la soledad e incomunicación. Me siento parte de esa generación, pero lucho por transformar esa tendencia en una política personal que tenga más que ver con el cuidado y el acompañamiento.

Pilar: Mucho. Yo viví el 15 M, fui una de las que iban asiduamente a la Puerta del Sol, y experimenté todo aquel despertar. Entiendo la ganas de pelear y cambiar el mundo que nos rodea, pero también entiendo, pasado el tiempo y viéndolo con perspectiva, la desilusión y el desenamoramiento ante la fuerza que tiene el sistema en que vivimos.

¿Habéis tenido alguna dificultad para grabar la película? ¿Tenéis alguna anécdota curiosa?

Olivia: Me decoloré las cejas tres veces durante el rodaje, ya que el pelo de las cejas se cae y crece súper rápido. La primera semana me daba tanta vergüenza salir a la calle con las cejas blancas que me las pintaba de negro con rimmel.

Pablo: Quizás la dificultad mayor fue combinar nuestras vidas y nuestros trabajos con el rodaje de la película. Para ello, Guille planteo jornadas de tres o cuatro horas diarias. El trabajo de organizar horarios y combinarlos siempre es bastante complicado para la producción y supone un esfuerzo muy grande para todos.

En cuanto a la anécdota, recuerdo que hicimos un concurso que consistía en seleccionar la mejor fotografía que cada uno se hiciese en una cuba de escombros. Fue muy divertido ver las fotos de todos e idear la tuya.

Pilar: En aquel momento yo estaba trabajando de recepcionista durante el día, y rodábamos por la noche. No sé cómo carajo lo hice y cómo el cansancio no acabó conmigo. Pero supongo que cuando una cree en el material que está haciendo, se sacan fuerzas de donde sea. Y este era uno de esos casos.

¿Cómo veis la situación del cine en España con el tema de la pandemia?

Olivia: El otro día fui a ver la obra de teatro de Irene Domínguez y Jesús Barranco “Engrandecer la Nada” y al sentarme entre el público me emocioné. El teatro estaba lleno. Creo que es un gesto muy importante ir al teatro y al cine. Salir de la comodidad individualizada de las plataformas y meterse en una sala de cine. Creo que falta conciencia de lo importante que es ir al cine y al teatro.

Pablo: Esta siendo muy difícil para las empresas culturales la situación actual. Yo voy al teatro y al cine y he de decir que se cumplen todas las normas de seguridad y distancia social. Son sitios seguros. La cultura es un sector que es muy frágil y necesitamos apoyarlo para que no se fragilice aún mas.

Pilar: Creo que estamos todavía tan dentro de esta crisis, que no sabemos qué nos está pasando realmente. Ni a nivel personal ni a nivel profesional. La cultura se está viendo muy tocada, pero estoy segura de que el gusto por el ritual de ir al cine no se nos va a pasar así como así. Sobreviviremos. No sé cómo, pero lo haremos.

¿Qué le podéis decir al público para que vaya a ver esta película al cine?

Olivia: Que en cine es mucho mejor, os va a gustar.

Pablo: Es una película que plantea preguntas y es muy necesario ir al cine a hacerse preguntas, a mirarse en el espejo y empatizar con el otro.

Pilar: Que no se pierdan la oportunidad de ver una ópera prima brillante, inteligente y honesta. Es una película hecha con mimo y detalle que no te deja indiferente, y seguro que saldrán de la sala con un par de preguntas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: