Mis insectos gigantes favoritos

Mis insectos gigantes favoritos

El gigantismo, frecuentemente explotado en el cine fantástico, fue un tema que tuvo su considerable auge allá por los años 50 y siempre llevó aparejada una “moraleja” sobre las prácticas atómicas y la Guerra Fría.

 

Una de las facetas más curiosas que nos ha ofrecido el cine es, sin duda, presentarnos una serie de insectos de un tamaño gigantesco. Como si de una aleccionadora fábula se tratara, hemos presenciado en diversas ocasiones como hormigas, arañas, saltamontes y un largo etcétera, de unas dimensiones imponentes, han provocado el pánico y sembrado la destrucción y la muerte a su paso. Lo pequeño se vuelve grande y nosotros somos como insectos.

 

La belicosidad en los insectos es bien conocida y biológicamente están dotados de poderosas armas para defenderse y atacar. De ahí que el conflicto cinematográfico surge cuando estos insectos, algunas veces por experimentación del hombre, otras, las más frecuentes, debido a radiaciones atómicas, abandonan su insignificante aspecto y se convierten, ocasionalmente, en seres monstruosos que hacen movilizar a los más poderosos ejércitos para combatirlos. Si pensamos en la época dorada del cine de ciencia ficción, el stop-motion, el trucaje y las maquetas bien realizadas ofrecían resultados sorprendentes. En la actualidad, los efectos de tecnología CGI ofrecen mayor verosimilitud, pero puede que menor encanto. No obstante, si algún día, alguna de estas fábulas se convierte en realidad, el fin de la humanidad estará muy cerca…

TOP 10 Bug Movies

 

THEM! (Gordon Douglas, 1954)

Posiblemente la película más importante que se haya filmado jamás sobre este tema. Con hormigas de 10 metros, un excelente ritmo, argumento, banda sonora y una puesta en escena meticulosamente cuidada, ‘La humanidad en peligro’ forma parte de la élite de las películas fantásticas. Un clásico con una buena reflexión acerca de los peligrosos actos del hombre y cómo pueden afectar a la vida en la Tierra.

 

 

 

TARANTULA (Jack Arnold, 1955)

Jack Arnold, uno de los mitos del cine fantástico, abordó por aquellos años un argumento que resultaba bastante original e interesante. La película realizada con admirable seriedad y corrección, nos descubre el peligro que puede llevar el hecho de experimentar sobre elementos desconocidos. El verdadero detonante es un nutritivo sintético que acelera, de forma total e incontrolable, el crecimiento de los vegetales y, por supuesto, de los animales como puede ser una temible tarántula. Además, como curiosidad, diremos que en esta película se puede disfrutar de la interpretación de un joven Clint Eastwood en uno de sus primeros papeles.

 

 

THE DEADLY MANTIS (Nathan Juran, 1957)

Tomando un poco de aquí, un poco de allí y apoyándose en un buen equipo técnico especializado en ciencia ficción nació una nueva especie dentro de los insectos gigantes: la mantis religiosa, que después de descongelarse tendrá en jaque a todo el poderoso ejército de los EE.UU. Entretenimiento de serie B con muñecos de mantis de diferentes tamaños, rápidos desplazamientos aéreos y planos rodados en gran angular con mantis religiosas reales.

 

 

 

THE BLACK SCORPION (Edward Ludwig, 1957)

Cuando un terremoto sacude México, surge un nuevo volcán que entra en erupción y despierta algo muy terrorífico en su interior: escorpiones gigantes prehistóricos que vivían en el subsuelo salen a la superficie para arrasar todo cuanto está a su paso. Esta película junto a ‘Them’, ‘The Deadly Mantis’ y ‘Tarantula’ forman la llamada Bug Age (Edad del Bicho). Un dato curioso: Willis O’Brian (‘King Kong’) fue el encargado de realizar los maravillosos efectos especiales en stop-motion de esta cinta.

 

 

 

THE FLY (Kurt Neumann, 1958 / David Cronenberg, 1986)

Una de las mejores películas sobre el tema. Un científico logra la forma de teletransportar la materia. Pero en uno de sus últimos experimentos, el más importante, quiere ser él mismo el objeto de la transmutación. Lamentablemente, al introducirse en la cabina no se percata de que en el interior se encuentra junto a una mosca. Vincent Price y Jeff Goldblum están impresionantes en cada uno de los filmes, el original y el remake.

 

 

 

ATTACK OF THE GIANT LEECHES (Bernard L. Kowalski, 1959)

A la paralela peligrosidad del resto de los insectos gigantes, se suma el caso de estas sanguijuelas de un pantano de Florida y su tradicional gusto por la sangre (irracionales vampiros). Una interesante variación del tema a lo Ed Wood con babosas gigantes movidas por los propios actores. Es decir, un divertido despropósito de la década de los 50.

 

 

 

THE WASP WOMAN (Roger Corman, 1959)

La cinta de Roger Corman trata sobre una investigadora biológica que se transforma en avispa gigante a causa de unos residuos de este insecto en un cosmético, y cuya experimentación muta en su propio organismo. Un argumento tremendo y una visible escasez de medios económicos desmerecen una película con muchos detalles descuidados que merecía una mejor producción.

 

 

 

MOSURA (Ishirô Honda, 1961)

En occidente la conocemos como Mothra, una gigantesca mariposa y habitual entre los supermonstruos del cine fantástico japonés “Kaiju”. Ella, dentro de este bestiario Made in Japan, tiene poderes extraordinarios más allá de su propia envergadura y ayuda a los mortales contra otros monstruos “malos”. Todo un icono del estudio Toho, la cuna de Godzilla.

 

 

 

TREMORS (Ron Underwood, 1990)

Este acertado cruce entre el western y la ciencia ficción sirvió para producir un film de bajo presupuesto, pero muy efectista, sobre unos amenazadores invertebrados gigantes pertenecientes a la raza de los dragoides que viven bajo el suelo de un remoto pueblo, ‘Perfection’. Los toques de comedia de Kevin Bacon y Fred Ward fueron la guinda de ‘Temblores’ que inició una larga saga cinematográfica.

 

 

 

STARSHIP TROOPERS (Paul Verhoeven, 1997)

El director de ‘RoboCop’, ‘Desafío Total’ o ‘Instinto básico’ trabajó en este filme de ciencia ficción. En él, los soldados del Cuerpo de Marines de la Federación deben combatir contra una raza de organismos insectoides originarios del planeta Klendathu. Una cinta antimilitarista altamente recomendada llena de humor y sangre a partes iguales.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: