Outlander cierra una buena 4ª temporada, aunque tiene un problema

Outlander cierra una buena 4ª temporada, aunque tiene un problema

La serie de ciencia ficción ha conseguido mantener la emoción y el interés después del pequeño bajón que supuso la tercera temporada. Eso sí, en esta cuarta entrega ha habido algo que no ha gustado tanto, que se ha convertido en algo irritante y, sobre todo, una gran decepción: Roger MacKenzie.

Desde que conocimos al Roger adulto siempre nos había dado muy buena impresión y el inicio de su romance con Brianna fue muy bonito, lo que muchos no vimos venir (al menos los que no hemos leído los libros) es que el historiador es un señor insoportable, rancio, chapado a la antigua, machista y un montón de calificativos más no muy agradables. Esta revelación ha sido la que ha generado más polémica a lo largo de esta temporada. Y no solo porque fue toda una sorpresa, sino por el tratamiento que se ha dado a esta historia de amor en la serie.

Brianna (Sophie Skelton) Roger (Richard Rankin)
Brianna (Sophie Skelton) y Roger (Richard Rankin)

Brianna y Roger chocan, tienen una visión muy diferente del amor, pero se atraen irremediablemente. Sin embargo, no es que se acepten con sus diferencias, sino que Roger no puede querer a Brianna tal y como es, solo cuando ella cede a sus peticiones. Esto es una relación tóxica como un piano, pero a lo largo de la cuarta temporada no han parado de intentar venderlo como una apasionada historia de amor con sus pequeños obstáculos. La típica de amor odio, donde la pareja no se soporta pero no puede separarse. Y no, no ha colado. Roger se ha convertido en el personaje más odiado por los fans y con razón.

No digo que sea malo mostrar el amor tóxico, es algo que ocurre muy a menudo y está bien mostrar ejemplos en cine y televisión para darnos cuenta de lo que está mal, de que hay actitudes que nos pueden llevar a acabar en una situación similar. Pero el problema es que desde Outlander el mensaje ha sido otro, más bien a favor del personaje y perdonando todos sus errores con la excusa de que el amor apasionado es así. Roger casi ha quedado como un héroe, cabezota y bastante estúpido, pero al que hay que perdonarle todo porque bueno, está enamorado y la fuerza de ese amor es más importante que cualquier otra cosa. Y mira, por ahí no paso, cuando hasta un hombre del siglo XVIII es más abierto de mente que él, es momento de encender las alarmas. La excusa de que en los años 60 todavía había mucho machismo no vale cuando tenemos a Jamie tratando a Claire como una igual desde prácticamente el principio de su relación.

Roger MacKenzie Richard Rankin

Un personaje irritante y una historia de amor forzada y apresurada

No significa que no pueda haber personajes con defectos en la serie, ni malos, no todos tienen que ser como Jaimie, pero no comprendo por qué se han empeñado en redimir una y otra vez a Roger, sin que se haya señalado apenas su comportamiento tóxico y ridículo.

Su protagonismo ha sido exagerado. Hemos visto su ‘sacrificio’, su sufrimiento por amor, ya que por culpa de un error mientras intentaba reencontrarse con su amada acaba apaleado, torturado y en constante peligro cuando es vendido a los mohicanos. Mientras a Brianna la violan, se queda embarazada y esperando al amor de su vida pacientemente. Hasta Jamie y Claire han quedado en un segundo plano en muchos momentos.

Han forzado su historia con Brianna para que parezca más épica y romántica de lo que realmente es. Porque ese es otro punto, de repente todo pasa muy rápido, se casan por el rito escocés, se acuestan y a los 5 minutos rompen y Brianna es brutalmente violada ¿en serio? ¿No podía ocurrir todo de manera más pausada, darnos tiempo para creernos un poco la fuerza irrefrenable de ese amor que supuestamente sienten?

Outlander Brianna Roger

Para colmo al final de la temporada, cuando parecía que Roger no podía alcanzar un nivel de estupidez mayor, aparece en el último momento en busca de su amada en una típica (y cursi) escena en la que los dos enamorados corren como locos a reencontrarse. Ahí Roger, que se lo ha pensado mejor, dice que quiere estar con Brianna y con su hijo, aceptando al bebé aunque no esté claro si es suyo o de Bonnett. Qué gran gesta por parte de Roger, pero permitidme que dude seriamente que un señor que llamó guarra a Brianna por querer tener sexo con él fuera del matrimonio, lleve muy bien aceptar como hijo a un bebé que no sabe seguro que es suyo. No me parece descabellado imaginar que ese será uno de los problemas de la pareja en la próxima temporada.

Sí a la aventura americana de Outlander

Si olvidamos a Roger y su drama que no le interesa a nadie (su temporada cautivo con los mohicanos ha sido de lo más infumable), la temporada ha sido realmente entretenida y el periplo de Claire y Jamie por América ha tenido puntos muy interesantes, mostrando los conflictos de convivencia entre colonos y nativos, el racismo, la injusticia de la esclavitud. Además, ha sido maravilloso ver el regreso de personajes como Murtagh o Lord John, que pueden aportar mucho a la historia. Reconozco que también me encantó ver el regreso de Frank, aunque fuera a modo de flashback. Y ha servido para que personajes como Ian destaquen más que nunca (no perdono el final y que hayan cambiado a Ian por Roger, pero espero que vuelva pronto). La despedida entre Jamie y él es probablemente uno de los momentos más emotivos de esta cuarta temporada.

Young Ian Outlander
Ian (John Bell)

Solo espero que, de cara a la próxima temporada, cambie un poco el punto de vista. Que dejen de vendernos su relación como algo bonito, romántico y épico. No lo es. Roger es insoportable y ojalá Brianna se de cuenta, reaccione y, como mínimo le abra los ojos. Gran parte del público parece convencido de que todo esto es un ‘plan maestro’ de los guionistas para mostrarnos el amor tóxico  y que en la quinta temporada Roger no se irá de rositas, yo no termino de verlo claro, creo que ha sido un error de esta cuarta temporada mostrarnos esta historia de esta manera y la insistencia de los guionistas de mostrarnos a Roger como un romántico. Pero desde luego tienen la oportunidad de rectificar el año que viene.

¿A vosotros qué os ha parecido?

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: