The Royals: Masters Of War. El heroísmo está en la sangre.

Reseñamos «The Royals: Masters of War«, una historia atípica de superhéroes a lo que nos tienen acostumbrados. Los poderes van ligados a la sangre, Sangre Real.

El cómic de superhéroes hace mucho que dejó atrás la típica dinámica de acción y aventuras mensual en la que buenos muy buenos se peleaban con villanos de opereta en un final feliz que mantiene el statu quo, hasta la amenaza del mes próximo.

Esta estructura aún se da pero la propia madurez del género, su facilidad para maridar y mezclarse con otros (desde el western, la ciencia ficción y la fantasía al terror o el género negro de los últimos años) y el cambio de lectores tipo de estas publicaciones, que pasaron de ser niños y preadolescentes para estar conformadas mayoritariamente hoy por adultos en la cuarentena (que exigen algo más complejo y sofisticado que el típico maniqueísmo de buenos/malos en un mundo moral de blancos y negros). Finalmente todos esos factores han dado lugar a obras que, si bien formalmente se enclavan dentro del género superheroico, dan como resultado algo muy distinto y, porque no, adulto.

El cómic del que hoy hablamos es un buen ejemplo.

The Royals: Masters of war

¿De qué va?

«The Royals» es una serie que no conoce prácticamente nadie en España y que pasó muy desapercibida incluso en Estados Unidos, quizás por su inclusión en la línea Vértigo; si bien tiene una gran calidad, no es el tipo de serie para el público objetivo de ese sello, y es que por estética y temática poco tiene que ver con la línea.

Con Rob Williams al guión y Simon Colleby al dibujo, presentan un cómic de pijameo con un giro que hace que no sea lo típico y que mezcla en su trama los superhéroes, el género bélico y la ficción histórica, una ucronía situada en la Inglaterra de la Segunda Guerra Mundial, en un mundo muy parecido al nuestro pero con un matiz diferente; en este mundo hay seres con poderes, pero estos en vez de estar producidos por las típicas mutaciones o experimentos científicos van ligados a la sangre, la Sangre Real.

The Royals: Masters of war

En la historia se nos cuenta cómo desde la antigüedad los miembros de las Casas Reales han tenido poderes, poderes que se incrementan o decrecen dependiendo del grado de pureza de su sangre, ya esto es un giro interesante. Sin embargo, el interés se acrecienta por la situación que se nos plantea al principio del cómic: una Inglaterra devastada por los bombardeos nazis y una familia real británica que no puede participar en la contienda porque, atentos, las grandes Casas Reales del mundo hicieron un pacto para no intervenir en ninguno de los enfrentamientos armados entre sus naciones, dejándolos en manos de los humanos, sus súbditos (como el mundo actual, reinan pero no gobiernan, hay parlamentos y jefes de gobierno).

The Royals: Masters of War

Esta es la situación, una guerra que se va perdiendo poco a poco y una familia real que por acuerdos dinásticos está atada de pies y manos… hasta que un joven e idealista príncipe británico al ver el sufrimiento de su pueblo no puede mantenerse más al margen, comenzando una cadena de acontecimientos imparable que nos llevará a la campaña del Pacífico junto a los americanos (con un emperador japonés que impresiona) a la campaña rusa, con el último superviviente de los Romanov y hasta el mismísimo Berlín.

The Royals: Masters of War

Aparte de la acción en si, es muy interesante (estamos en Vértigo después de todo) cómo se tocan temas como el incesto o la inviolabilidad de los monarcas, que los pone por encima de la ley, así como el papel de las propias monarquías en el mundo moderno, sin poder real aparente pero con autoridad, que como nos enseñó Colleen McCullough en sus libros, puede ser más decisiva que el poder.

The Royals: Masters of War

Sobre el arte

Sobre el arte de «The Royals» podemos destacar que la obra está muy bien ilustrada, con un dibujo que le va perfectamente al tono de la historia siendo espectacular cuando toca pero también detallista en las expresiones de las caras y en detalles como uniformes, armamento, transportes, maquinaria de guerra, etc. cosas que muchos artistas hoy día descuidan ya sea por pereza o incapacidad y que aquí dan la sensación de verosimilitud que la historia necesita.

Hay además una serie de personajes históricos reales que hacen cameos o tienen papeles decisivos en la trama, Churchill, el presidente americano, Hitler etc, lo que añade otra capa de interés a la trama.

The Royals: Masters of War

Opinión

La historia queda cerrada con un muy buen final, e inesperado, y a mí personalmente me dejó con un buen sabor de boca. Un muy buen comic de superhéroes, con un tono muy diferente y que recomiendo a todos, sean aficionados al género o no.

 

1 pensamiento sobre “The Royals: Masters Of War. El heroísmo está en la sangre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: