‘Vampus’: Entrevistamos a Saturnino García

‘Vampus’: Entrevistamos a Saturnino García

  • Es usted una leyenda viva del cine de fantaterror y me gustaría comenzar preguntándole cómo ha visto el cine fantástico en los últimos cuarenta años desde que rodó Acción Mutante hasta

No tengo autoridad para responderte yo. Todo el mundo sabe algo, pero quiero decir que yo no he visto tanto cine. Y para responder a esa pregunta tengo que entender, debo haber visto todo el cine. Entonces, te puedo decir así, someramente, que he visto que el cine lleva un curso como todas las cosas. El cine no es distinto a las demás materias, así que el que lea esto ruego que entienda que el cine es igual que las demás cosas de la vida, que la cultura en general, que la fruta, a veces podrida y a veces madura… Dejo que cada uno lo entienda a su concepto.

  • ¿Ha disfrutado pasando del corto a su papel en el largo de Vampus?

¿Disfrutar? Yo disfruto como todo el mundo, o por lo menos creo, disfruto siempre trabajando en este oficio. En todo trabajo se puede disfrutar y disfrutar es el conjunto de dificultades y facilidades, de penas y de alegrías. En ese sentido he disfrutado, yo siempre disfruto de hacer películas y he disfrutado mucho. Yo disfruto haciendo cine y haciendo teatro y, cuando pasas amarguras, disfrutar. Repito, es tener pasión con lo que hacer.

  • ¿Y su pasión por el cine fanta-terror de dónde viene, por el cine fantástico? Quiero decir, ha hecho La casa de cera, el cortometraje de Vampus, Vampus, Acción Mutante, Empusa… Ha hecho usted mucho cine fantástico.

No, no es mi género, pero es igual. Mi traza de actor se presta bien para el cine de terror, pero a lo mejor mi sensibilidad es un poco más flojilla jaja, es un misterio. Hombre, naturalmente, todo esto se encierra en dos cosas: si es bueno es bueno, si es malo es malo; sea el género que sea.

  • ¿Y la película la ha visto usted ya? ¿Vampus?

Sí.

  • ¿Y qué opinión le merece? ¿Cree que es un estupendo aporte para el género?

Como estaba diciendo, no es mi género. A pesar de eso me ha gustado, me ha entretenido. Yo, como espectador, no iría a verla, porque no es mi género; pero teniéndola que ver me gustó mucho y a quien sea apasionado de este género le va a entusiasmar, le va a alucinar, de verdad.

  • ¿Y de todos sus papeles, cuál diría que es el que ha disfrutado usted más interpretando? ¿Justino, Atilano…?

Igual. Ahora, recientemente, Vampus. Haciendo Vampus he disfrutado muchísimo y cuando más disfrutas es la última que estás haciendo, porque si los actores eligiéramos nosotros el papel, haríamos distintos papeles. Normalmente nos llama el director, la directora, el productor o productora porque han ideado qué actor es bueno para este papel. Entonces, entiendo yo, que saben mejor lo que te va que uno mismo. Después, lo que me han elegido, lo disfruto. Es una teoría. Es que entiendo que mi criterio para mí, eligiendo yo, no siempre va a ser mejor que si me lo eligen los demás. Es la muestra que sirve para todas las cosas. Saben mejor lo que te va a ti que si lo eliges tú, porque muchas veces uno o se pasa o no llega. Unas veces uno se cree más y otras veces se cree menos, está más en el punto cuando te eligen el papel.

Y en ese sentido, por lo que me preguntabas, cuando te han elegido el papel lo lees y dices: ¡Coño, pues sí! Y entonces tratas de asumirlo. La asunción es lo importante, la asunción en las cosas. Tratas de asumirlo y dices: Ahora a hacerlo mío, porque me lo han asignado.

  • ¿Ha habido algún personaje que no haya querido hacer?

No he tenido, humildemente, status para poder elegir papeles. Eso habrá que decírselo a Orson Welles o a Paco Martínez Soria (risas).

  • Ya para terminar me gustaría preguntarle, ¿cómo ha vivido usted la pandemia?

Como todo el mundo, pero vamos, por suerte yo mucho mejor que otros tantos. Vivo en un pueblo y, al fin y al cabo, allí confinado pues oye, tranquilamente, sin más. No del todo más problemas que los míos, pero bueno, soy persona que no tiene más familia que sobrinos, hermanos y tal, y, naturalmente, soy consecuente con ellos y con su vida. Ojalá todo el mundo la haya vivido como yo y como tantos como yo. Hay que reconocer siempre, cuando repara uno en su situación, extender el pensamiento al horizonte en general.

  • Muchísimas gracias Don Saturnino, un placer.

Transcripción: Sandra Gestal

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: